Aprueban en Dzibalchén cultivar soya transgénica

Hopelchén, Yucatán.- espués de discutir en forma acalorada con uno de sus compañeros, productores de soya de Dzibalchén, en Hopelchén, aprobaron ayer la siembra de soya transgénica, previa capacitación para el adecuado manejo del cultivo y evitar afectaciones al medio ambiente y a la apicultura.

El acuerdo fue durante la Consulta a Pueblos y Comunidades Indígenas sobre la Siembra de Soya Genéticamente Modificada en el Municipio de Hopelchén, en sus Fases Consultiva y Deliberativa, en que también se acordó el buen uso de agroquímicos, la recolección de sus envases vacíos y la instalación de un centro temporal de acopio.

La Consulta se realizó en los pasillos de la Junta Municipal de Dzibalchén, y asistieron alrededor de 100 ejidatarios y productores. La encabezaron Marco Antonio Ramírez Velázquez y Sol Ortiz García, subdirector y subdelegada de Política y Normatividad Internacional de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogen).

También estuvieron David Chay Vela, representante de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI); José Manuel Ruiz Jiménez, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), y el subsecretario de la Secretaría de Gobierno para la zona norte, Wilberth Ruiz Poot.

Al iniciar la parte deliberativa, el comisario ejidal de Dzibalchén, Alfonso Uc Canché, señaló que la decisión ya había sido tomada y que bastarían 15 minutos para ratificar que los productores sí quieren la siembra del OGM.

El maestro jubilado y petista Filipencio Tuyub Huchín, expresó que la siembra de soya transgénica daña la salud, la apicultura y el medio ambiente, y los agroquímicos contaminan el subsuelo, y acusó a la empresa Monsanto de acabar con la naturaleza y el ser humano, con complacencia de las autoridades.

Su hermano Gaudencio aseveró que los productores están de acuerdo con la siembra de soya transgénica, porque deja más ganancias y el maíz ya no es redituable. Además, es menos costoso que el maíz y no contamina el subsuelo ni la apicultura, “porque al momento de cosechar no hay floración, y las abejas no pecorean esas plantas”.

Luego, los productores gritaron a Filipencio que no tiene calidad moral de oponerse a la siembra de soya, pues no cultiva ni una sola hectárea.

Uc Canché remarcó que el maíz ya no es redituable, mientras la soya se produce con menos dinero y deja más ganancias, y pidió levantar la mano si estaban de acuerdo. La mayoría lo respaldó.

Luego pidió a los representantes de Cibiogen y CDI dejar asentado el acuerdo en el acta de la Consulta y organizar un taller para capacitar a los productores. Las autoridades se comprometieron a contribuir para cumplir con los acuerdos.

La Tribuna Campeche

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *