Frijol, entre los cinco cultivos más importantes de Tlaxcala

En Tlaxcala se siembran entre cuatro y cinco mil hectáreas de frijol, por lo que la leguminosa se coloca dentro de los cinco cultivos más importantes del estado.

El maíz ocupa el primer lugar, luego sigue el trigo, la cebada, el frijol y la papa, pero el frijol es importante para la alimentación de los Tlaxcaltecas y su cultivo es uno de los más significativos.

Año con año en tierras tlaxcaltecas se siembran entre cuatro y cinco mil hectáreas con muchas variedades de frijol, todas temporaleras, como en el caso de su hermano el maíz.

Las variedades son frijol morita, morita zenetlén, mantequilla, amarillo, capuchino, ojo de cabra, y vaquita amarillo, así conocido porque igual que las vacas este frijol es pinto, pero sus manchas son amarillas en vez de negras, aunque en varias partes también se siembra frijol negro.

En la zona poniente de Tlaxcala, los campesinos de los municipios de Ixtacuixtla, Españita, Hueyotlipan y Benito Juárez no cultivan mucho el negro, por su largo tiempo de cosecha.

“No nos gusta sembrar el frijol negro por su largo tiempo de producción, aunque mucha gente de Julotepec, Huaquechula, o Coyotepec si lo siembra, pero nosotros sembramos son el mantequilla, el morita, y los ayocotes morados, blancos, rojos y azules”, dijo Pánfilo Hernández, del grupo Vicente Guerrero.

Explicó que en la milpa siembran frijol de mata como el morita, ya que es el que más se conserva, el mantequilla y el vaquita amarilla, o enredadores como el ayocote.

Refirió que los más demandados en Tlaxcala son los enredadores, porque no cuesta trabajo cosecharlos, “esos frijoles van serpenteando por el tallo del maíz mientras la planta desarrolla. Si se cosechan antes de que madure el maíz, hay que arrancar vaina por vaina de frijol, cuidando no lastimar al hermano mayor, y calculando que el grano no esté ni muy verde ni muy seco”.

Finalmente dijo que la mayoría de la población prefiere levantarlo en el momento de la pizca, “pero entonces hay que tener paciencia y mucho cuidado porque se corre el riesgo de que al jalar la vaina ésta se desgrane y se rieguen los frijoles”.

Comentarios

comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *