Gruma descarta afectación por TLCAN

La empresa mexicana líder en producción de harina de maíz, tortilla y wraps a nivel mundial, Gruma, será una de las pocas firmas que no se vean afectadas por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aseguran especialistas.

Hace sólo unos días el canciller mexicano Luis Videgaray inició las reuniones con el Congreso estadunidense para avanzar en las negociaciones que deriven en la modernización de este tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

De acuerdo con la agencia calificadora Fitch Ratings, “sólo aproximadamente una quinta parte de los corporativos mexicanos con calificaciones internacionales no sería afectado por los cambios potenciales al TLCAN o los que se deriven de medidas proteccionistas en Estados Unidos”.

Entre estas empresas que no resultarían afectadas se encuentra Gruma, firma de Juan González Moreno; ya que si bien cerca del 84 por ciento de la deuda de la compañía está denominada en dólares, el nivel de apalancamiento de la empresa es muy bajo, especificaron a través de un comunicado.

Adicionalmente, más del 60por ciento del EBITDA o flujo operativo de la empresa se genera en Estados Unidos, por lo que la empresa cuenta con una cobertura natural ante cualquier fluctuación cambiaria, explicó por su parte José Cebeira, analista de Actinver.

El EBITDA es el indicador más importante para los analistas, dado que refleja la capacidad de la compañía para operar, hacer frente a sus compromisos crediticios y realizar potenciales inversiones.

Otra de las fortalezas de Gruma, que le permitirán hacer frente a cualquier modificación del TLCAN, es que la compañía cuenta con 26 plantas de producción instaladas en Estados Unidos, las cuales se abastecen de insumos locales; por lo que tampoco se vislumbra una afectación en sus operaciones en el país norteamericano en caso de que se estableciera algún impuesto a la importación en EU.

De acuerdo con información de la compañía, “solamente y por conveniencia de costos actuales, un pequeño porcentaje, menos del 4por ciento, de sus ventas provienen de algunas plantas mexicanas que venden en la frontera y en el sur de California y de Texas, pero existe capacidad suficiente para producir el 100 por ciento con las plantas ubicadas en Estados Unidos”.

Hay que resaltar que las operaciones de la firma en México tampoco se verían afectadas por la renegociación del tratado comercial, que implicara alguna barrera a la importación de granos de Estados Unidos hacia nuestro país o el encarecimiento del maíz.

Lo anterior debido a que Gruma en México sólo importa entre el 10 y el 15 por ciento de sus necesidades de maíz y en caso de algún evento extraordinario la empresa podría adquirir la totalidad de este insumo en el país, ya que México es autosuficiente en la producción de este grano.

Otra alternativa, según refirió la compañía, sería importar maíz de otro lugar del mundo al mismo precio internacional que se fija en el Mercado Mercantil de Chicago.

Milenio

Comentarios

comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *