Entre 4 mil y 5 mil hectáreas de cultivo se riegan con aguas negras

Tarímbaro, Michoacán.- Una superficie calculada entre cuatro mil y cinco mil hectáreas de cultivo en Tarímbaro se riega con aguas residuales provenientes de Morelia, aseguró José Martínez Martínez, secretario de Desarrollo Rural en el municipio, quien dijo que el problema de la contaminación data de hace medio siglo y ha generado graves problemas de salud pues la tierra y los mantos freáticos “enfermaron”. Por si fuera poco, Martínez Martínez abundó que existen en la región pozos de agua potable que se están contaminando y ocasionando problemas de salud.

Debido al agua contaminada que los agricultores utilizan como único recurso para sus parcelas debido a una veda para el cultivo de hortalizas en la zona oriente de Tarímbaro, los agricultores decidieron cultivar alfalfa y otros forrajes, como avena y sorgo, aprovechando de esta forma la “fiebre” por la posesión y crianza de caballos finos que hay en Michoacán y gran parte del país, donde “todo aquel que tiene recursos económicos compra caballos finos, y a los caballos hay que alimentarlos con alfalfa”, que es uno de los mejores forrajes para equinos.

Las hortalizas se cultivan en el lado poniente de la carretera, donde existen manantiales que vienen de Chiquimitío y pozos profundos para el riego parcelario, puntualizó el servidor público.

Su aprovechamiento llevó a la alfalfa a ubicarse entre los principales cultivos de Tarímbaro junto con el maíz, aunque es la alfalfa el cultivo que más ingresos está dejando al municipio, con un crecimiento exponencial en superficie y producción. “Los caballos requieren alimento y se alimentan de alfalfa, los productores cubren esa necesidad”, mencionó el agrónomo de profesión.

La misma problemática afecta a los municipios de Álvaro Obregón, Santa Ana Maya, Cuitzeo, Zinapécuaro, Indaparapeo, Queréndaro, Charo, Chucándiro, Copándaro (aunque en éste se riega con agua limpia y en condiciones de inocuidad), Huandacareo y Morelia, siendo esta urbe la que más aguas residuales produce, ocasionando a la vez serios riesgos de salud pública, que afecta la agricultura y a los pescadores del Lago de Cuitzeo, así como desequilibrio ambiental que se refleja en las recurrentes sequias y últimamente en las tolvaneras registradas en la zona de Cuitzeo, señaló José Martínez.

Informó que la Secretaría de Desarrollo Rural a su cargo está tratando de involucrar a los presidentes municipales de la cuenca del Lago de Cuitzeo con la finalidad de crear un frente común para la búsqueda de soluciones a tan grave problemática, detalló que en ese afán se realizó una primera reunión entre autoridades municipales de la zona referida y está por realizarse una más, aunque “no se ha logrado mucho aún”.

 

Cambio Michoacán

Comentarios

comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *