Reunión en Mérida busca colocar a México como potencia productora de alimentos

Bajo el lema “Semillas mejoradas para un México productivo” se inauguró esta mañana la XLVI Asamblea General Ordinaria y la Convención Anual de la Asociación Mexicana de Semilleros (AMSAC), reunión que busca sumar esfuerzos para colocar al país como una potencia mundial productora de alimentos en los próximos años.

El presidente de la AMSAC, Jan de Lange, refrendó el compromiso de la industria de tecnología de semillas, insumo de mayor impacto en la productividad del campo, y agradeció a las autoridades su disposición para crear un marco regulatorio adecuado.

Durante la inauguración, Luis Fernando Haro, director general del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), destacó que México es el duodécimo productor de agricultura en el mundo y con un gran potencial en el tema agrícola.

Además, reiteró que, por tercer año consecutivo, el país logró una balanza agroalimentaria positiva con 29 mil 500 millones de dólares en exportaciones y se espera que este año se alcancen 31 mil millones de dólares.

“Tenemos un gran reto ante la producción de alimentos en el país: no hay más tierras agrícolas, los recursos son limitados y tenemos que basar la producción de alimentos en incrementar productividad por unidad agrícola”, agregó.

Por su parte, Jorge Narváez Narváez, subsecretario de Agricultura de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), refrendó el compromiso del gobierno federal con la labor e impacto que tiene la industria semillera.

Aseguró que “el sector privado es quien debe lanzar los esfuerzos para que se consoliden y tengan un verdadero impacto a mediano plazo en el país”.

El subsecretario destacó que “en México existen los recursos necesarios como la tierra y el agua, pero es indispensable innovar en las semillas para tener cultivos más resistentes y poder posicionar al país como un generador de semillas a nivel nacional y mundial con calidad, transversalidad y productividad”.

Señaló que para lograr este objetivo es necesario diseñar una política pública contundente y trascendente, donde la alianza público-privada será la pieza fundamental, así como las alianzas con centros de investigación.

En este sentido, apuntó que el Centro Internacional para el Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), ha sido un aliado importante en esta labor por medio de programas de trabajo que orientan y complementan el panorama agrícola en nuestro país y en el mundo.

El subsecretario aseguró que las semillas son un insumo muy importante para el desarrollo de las cadenas agroalimentarias, y destacó que es indispensable generar innovación, estar cerca del agricultor, del investigador y garantizar la seguridad alimentaria del país.

Narváez Narváez cerró la inauguración con un agradecimiento a la Asociación Mexicana de Semilleros y refrendó la confianza de la Sagarpa en las decisiones que se tomarán en el marco de la convención para el mejoramiento de semillas en México.

Durante el evento, además de las conferencias magistrales, se realizarán paneles sobre innovación tecnológica en el sector de semillas y variedades vegetales; convenios de colaboración y oportunidades para empresas semilleras sistema fitosanitario, así como se elegirá al consejo directivo de AMSAC para el periodo 2018-2019.

Comentarios

comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *