Yucatán busca proteger al campo tras el paso de langostas

0
Evalúa esta publicación

A pesar de las recientes mangas de langostas observadas en diversos rumbos de la entidad yucateca durante este inicio de año, no han representado daño alguno para la productividad del campo, aseguró Ricardo Munguía Rosales, gerente del Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Yucatán.

Esa es una de las plagas agrícolas más importantes en el sureste del país y se considera plaga potencial para otros estados de la vertiente del Golfo de México y del Pacífico; lo anterior, debido a que ataca hasta a 400 especies vegetales.

Los cultivos más afectados son: maíz, frijol, sorgo, arroz, soya, cacahuate, caña de azúcar, chile, tomate, cítricos, plátano, coco y pastizales, entre otros.

Etapas de la plaga

Munguía Rosales explicó que esta plaga de gramíneas tiene dos etapas: una solitaria y una gregaria (es decir, que se juntan), cuando ellas sienten algún ataque o situación de estrés por la que pueden ser afectadas se agregan con el objetivo de moverse y generar calor para defenderse del ambiente de algún depredador.

Además, dijo, tienen dos épocas. La primera es muy corta, que sería a partir de las lluvias y termina al cuarto mes: de junio a septiembre. La otra es de ciclo largo —la que se vive ahora— y abarca de octubre a marzo y termina pegando con la de las lluvias, son dos ciclos, uno de cuatro meses y otro de ocho.

El gerente dijo que el problema se da cuando estos insectos se movilizan, pues impactan a diferentes comunidades y algunos cultivos donde aterrizan porque viajan en grandes cantidades y consumen lo que haya, principalmente gramíneas como el maíz.

En el período mayo-junio la afectación es por las siembras de los pequeños productores, pues la langosta llega y las arrasa al igual que algunos cultivos de papaya. Quizá no se alimente de estos últimos, pero los destruye al posarse en sus hojas.

Gerardo Solís Pasos, director de Sanidades de la Secretaría de Desarrollo Rural, dijo que en lo que va de 2019 se han combatido 57 hectáreas en Motul, Mérida, Progreso y Yobaín, se tienen tres mangas en seguimiento y no se tienen daños en agricultura.

Ésta es una plaga cíclica, expuso, y desde 2006 cada cuatro años se da un pico de crecimiento de la langosta. Comentó que Yucatán posee la zona de reproducción más grande de Centroamérica con 420 mil hectáreas.

Campaña

El objetivo de la Campaña contra la Langosta, dijo, es reducir al mínimo las pérdidas a la agricultura y ganadería, así como los costos de control mediante el combate oportuno de la plaga.

Otro objetivo es reducir con acciones preventivas el riesgo de desplazamiento de la langosta a zonas de interés para la agricultura y ganadería, con la finalidad de evitar el impacto, así como prevenir la formación de mangas y evitar la invasión de la plaga en áreas agrícolas sin presencia, entre otros.

La campaña se estableció en Campeche, Chiapas, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán con el fin de mantener una baja densidad de población de la plaga, evitar la formación de mangas, su invasión y daños a los cultivos agrícolas y pastizales.— Luis Iván Alpuche Escalante.

 

El Diario de Yucatán

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.