Manejo ecológico permite erradicar plaga de cacao en Tabasco

0
Rate this post

A pesar de la presencia de la moniliasis desde hace una década en las plantaciones de cacao en Tabasco, no se ha dejado de producir el grano al desarrollarse estrategias basadas en un manejo ecológico del cultivo.

El encargado del laboratorio de Fitopatología del Colegio de Postgraduados en Cárdenas, Carlos Fredy Ortiz García, agregó que se trata de “una enfermedad bastante grave, la más importante del cacao en América Latina”, misma que llegó en 2005 a México.

Sin embargo, subrayó que “realmente se han desarrollado estrategias basadas en un manejo ecológico del cultivo, así como mediante la limpieza, la poda fitosanitaria y la aplicación de algunos productos químicos”, lo que preserva la producción.

En entrevista exclusiva con Notimex, el investigador indicó que el nivel de producción sigue bajo, en alrededor de 300 kilogramos de grano por hectárea, razón por la cual se han realizado pruebas con alternativas para aumentarla.

“Este manejo consiste en la poda del árbol, individualizar el árbol de acuerdo a su copa, hacer poda fitosanitaria, drenaje en el terreno, reducir la sombra al 50 por ciento y la limpieza continua de la plantación”, anotó.

Ortiz García afirmó que ello permite reducir el impacto de la moniliasis, pero de aplicarse de manera temprana productos sistémicos para curar al chilillo con la enfermedad y la aplicación mensual de óxido de cobre, puede llevar la producción a casi el 90 por ciento de las mazorcas.

“Obteniendo una alta productividad, más de la tonelada de cacao, y aunque tiene costo mayor por el gran volumen de producción por hectárea, permite pagar el tratamiento y dejar margen de ganancia mayor”, expuso.

Con esos procesos adicionales de control químico de manera puntual, abundó, se puede duplicar o triplicar la producción en cacaotales activados.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) apoyó en el año 2013 un proyecto en el que se probaron tales metodologías y se tuvo un promedio de productividad de 80 por ciento, abundó.

“Entonces, es un sistema en que el productor necesita un poquito de recursos, pero que sí puede ayudar a tener producción rentable mientras se llega a tener variedades resistentes”, mencionó.

Ortiz García planteó que puede mejorarse el control de la moniliasis de existir una sincronización de prácticas a nivel comunidad, pues cada productor trabaja de forma individual y aplica las prácticas de acuerdo a sus posibilidades.

“Pero si hubiera, como una orquesta, sincronizar el tiempo de podar, la poda fitosanitaria que se hace cada semana o dos, eso ayudaría a que la cantidad de patógenos en el ambiente fuera menor, sería como limpiar todos al mismo tiempo”, apuntó.

Estimó que el costo de inversión en medidas de control de la moniliasis es de un 20 por ciento o menos sobre la rentabilidad del producto.

La moniliasis es un hongo que produce una alta cantidad de esporas, y semillas del hongo se dispersan dentro de la plantación por el aire, “una característica es que toda la mazorca por la parte externa se cubre de esporas y al moverlas se dispersan por el aire”, detalló.

De permanecer algunas mazorcas en la plantación, eso puede llevar a afectar una hectárea y por eso hay que hacer una poda sanitaria, insistió.

Ortiz García reportó que se ha trabajado en conjunto con investigadores de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco para proponer un estudio local, no traído de otro lado, lo cual ha permitido a productores que lo han adoptado, obtener una mayor productividad.

NTX

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente