Inacción por riesgo del agroquímico

0
Rate this post

Campeche.- El uso indiscriminado del glifosato tiene sin cuidado a las dependencias de los tres niveles de gobierno en Campeche. Desde la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) hasta la Secretaría Medio Ambiente y Recursos Naturales del Estado de Campeche (SemarnatCam) y los Sistemas de Agua Potable municipales saben que existen estudios, pero no han adoptado medida alguna.

En la investigación, se entrevistó a funcionarios de por lo menos tres dependencias para conocer las acciones con respecto al uso de esta sustancia química destinada a matar hierba y hacer más productivas las cosechas, pero ninguno tuvo una respuesta contundente acerca de las acciones para controlar el glifosato, una sustancia química que está prohibida en varios países del mundo por los daños que causa a los seres humanos y al medio ambiente, incluidos mantos freáticos, según estudios consultados por este rotativo.

De hecho, las dependencias oficiales reconocen que no existe un alerta sobre el uso del glifosato, porque la misma Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) considera a esa sustancia como un herbicida “ligeramente tóxico” cuyos efectos en la salud por la exposición aguda son “irritaciones ligeras dérmicas y orales” aunque sí es un “severo irritante de los ojos”, según el Catálogo de Plaguicidas de la Cofepris.

La delegación de Sagarpa en Campeche debía ser la primera dependencia notificada con respecto a la contaminación de los manos freáticos con glifosato, como ya lo hizo el estudio del profesor investigador Jaime Rendón Von Osten, del Instituto de Ecología, Pesquerías y Oceanografía del Golfo de México (Epomex) de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC). Sin embargo, cuando se buscó al entonces delegado, Cruz Alberto Uc Hernández dijo desconocer algún estudio de este tipo. (La semana pasada fue cambiado este delegado, pero al cierre de edición no se pudo saber la postura del nuevo funcionario).

Una revisión a las Reglas de Operación de la Sagarpa 2016 en su Anexo XLI sobre el Programa de Sanidad e Inocuidad Alimentaria indica en su Inciso c) “Sanidad Acuícola y Pesquera” que todo programa de trabajo debe considerar acciones sanitarias como un “Diagnóstico epidemiológico de la situación actual (en el terreno)” y una “vigilancia epidemiológica mediante la atención de brotes, seguimiento de casos detectados (y) análisis de resultados”, situación que no tiene registrada la Sagarpa.

Cuando fue entrevistado para esta investigación, Cruz Alberto Hernández admitió que en Campeche el glifosato se utiliza en los cultivos de tomate, frijol y maíz, y dijo desconocer el estudio de Epomex. “No conozco ningún estudio que sustente (los daños)”, indicó el entonces delegado aunque observó que si el estudio de Epomex tenía “evidencia de parte de una institución pública” tomarían cartas en el asunto.

De hecho en Sagarpa no tiene registrada ninguna demanda ni tenía observación alguna de parte de algún productor o grupo particular sobre los presuntos daños del glifosato. “No podemos descartar que al estar utilizando químicos un productor en algún momento dado haga una mala práctica que contamine”, dijo el ex delegado.

Al ser informado que los estudios de Epomex encontraron rastros del glifosato en muestras de orina de pobladores de Hopelchén, el hoy ex delegado estableció una analogía: “Es como si consumiéramos una aspirina y al día siguiente me hacen un análisis. Lo más seguro es que aparezcan rastros de la aspirina en las muestras de sangre”.

Sagarpa Campeche insiste que productos como los herbicidas son inocuos toda vez que pasan por una serie de filtros, de seguridad, de inocuidad y una vez que son liberados al uso público son aplicados porque los daños que pueden causar son “infinitamente menores” a los beneficios que se obtienen de esos.

En el recorrido en las comunidades de Hopelchén no se encontró ningún depósito de desechos de recipientes usados con herbicidas, como se comprometió la propia Sagarpa a colocar desde hace más de dos años.

ACCIONES EN VEREMOS

A diferencia de la Sagarpa, la SemarnatCam reconoció estar enterada del estudio de Epomex en las comunidades de Ich-Ek y Suc-Tuc, en Hopelchén. Consultado por EL EXPRESO, su titular, Roberto Iván Alcalá Ferráez dijo que están revisando el estudio y que será presentado en la próxima sesión estatal del Comité Seguridad en Manejo de Plaguicidas, Fertilizantes y Sustancias Tóxicas (Coesplast).

Aunque responsabilizó directamente a la Comisión de Protección contra Riesgos Sanitarios de Campeche (Copriscam) como la encargada de vigilar la salud de los campechanos, explicó que en la sesión de la Coesplast se “tomarán las decisiones correspondientes para el uso de este plaguicida”.

Para el funcionario estatal en este tipo de sesiones de la Coesplast se ven “todos los temas, pues es el organismo donde se trata todo los temas de plaguicidas” y que solo ahí es dónde se toman las decisiones. Sin embargo, nunca especificó cuándo es la fecha del encuentro.

La delegación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Campeche informó que se han llevado a cabo estudios sobre la contaminación de pozos, detectándose glifosato en varias partes del estado, pero no ve alarma alguna. Entrevistado para esta investigación, el delegado, Vicente Cárdenas Góngora declaró que hay presencia del herbicida en los pozos en la zona del municipio de Hopelchén, como también en los municipios de Champotón, Hecelchakán, Calkiní y Campeche.

De hecho tiene detectados cuáles son los pozos: el Ulumal de Champotón; los pozos de Tikimul, Pueblo Nuevo, Alfredo de Buenfil y Laureles en Campeche; en Calkiní los pozos de Dzitlbalché, Iturbide y Calkiní; en Hopelchén el pozo Hopelchén, Bolonchén, Pakchen, Ich Ek; y de Hecelchakán los pozos Hecelchakán y pozo Nohacal.

“Nosotros hicimos un estudio donde se tomaron muestras en varios pozos de estos municipios para detectar la posible presencia del glifosato. En los únicos pozos donde se detectó la presencia de glifosato fue en la zona de los Chenes, en la localidad de Ich Ek, (pero) fue muy bajo lo que se obtuvo en las muestras”, indicó el delegado federal, quien no obstante adelantó que se iban a hacer otros estudios para que se vaya descartando la presencia o si en realidad existe o no glifosato. No obstante, tampoco dijo para cuándo.

 

EL EXPRESO

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.