Detienen el avance de plagas en cultivo de chile

0
Evalúa esta publicación

Durango.- Luego de que hace unas semanas se detectó la presencia de varias plagas que comenzaban a afectar las plantaciones de chile en el municipio de Poanas, la Dirección de Desarrollo Rural actuó para combatir a los mosquitos nocivos y se pudo contener su avance por lo que el desarrollo de los cultivos se mantiene a un buen ritmo, según lo aseveró el titular de la mencionada dependencia, René Urenda Urenda.

El servidor público municipal agregó que los técnicos de la oficina que encabeza así como estudiantes de la Universidad Tecnológica de Poanas que realizan su estancia en este municipio están abocados a monitorear el estado de las plantas de chile, con el objetivo de corroborar que plagas como la paratriosa, el gusano minador (en muy baja cantidad) y la pulga saltona, entre otras.

Asimismo, el entrevistado indicó que, en los recorridos que han realizado por las diferentes comunidades donde se detectó la presencia de plagas, también se ha constatado cómo las plantas requieren una mayor aplicación de nutrientes, lo cual se les ha hecho del conocimiento a los productores, para que tomen en cuenta esta observación y de esta forma obtengan una mejor cosecha.

“Lo más importante es que las plagas, hasta el momento, no han avanzado, ya que, además, el clima ha contribuido de manera favorable para los productores. Aunque las lluvias tempranas sí pueden llegar a afectar, en la actualidad no nos impacta, porque las plantas están muy pequeñas todavía. Cuando las plantas tienen follaje, ya casi en fruto, si llueve, es como una olla de presión, de tal forma que si las temperaturas se elevan, las plantas se queman”, explicó.

Cuestionado sobre la superficie en la que se había detectado la presencia de plagas, el Director de Desarrollo Rural expuso que se trata de alrededor del 80 por ciento de las parcelas donde se plantó chile en el actual ciclo agrícola, lo que equivale más o menos a unas 600 hectáreas, que es donde se pudo trabajar y que son las tierras que sufren esos estragos.

Y una muestra de que dichas plagas no han avanzado, dijo Urenda Urenda, es que durante los recorridos que ha efectuado la dependencia que encabeza no han encontrado parcelas con plantaciones que hayan tenido que cortar por la afectación de los insectos, maniobra que sólo se ejecuta cuando los cultivos ya no tienen remedio debido a que se intoxican o de plano ya están muy “enfermos”.

En torno a las comunidades más afectadas por las plagas en esta demarcación, comentó que destacan por su importancia donde se ubican las parcelas que se trabajan con sistemas de riego, como son los casos, sobre todo, de Villa Unión y El Refugio, además de una parte de Orizaba.

El Siglo de Durango

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.