Culminó la siembra de maíz en Argentina y se proyecta una cosecha de 46 millones de toneladas

0

La siembra de maíz, cultivo de verano que supo estar en boca de todos por una fallida intervención del Gobierno nacional en su mercado, llegó a su final durante la semana al implantarse 6,3 millones de hectáreas, en un campaña que estuvo signada por la falta de agua en los suelos, menores lluvias a las registradas en los promedios históricos y con las cosechadoras avanzando cada vez que la humedad aportada por precipitaciones se lo permitía.

Así, tras un avance de 2,1 puntos porcentuales durante los últimos siete días, la implantación del grano amarillo culminó con los últimos lotes sembrados en el norte del país. Así, la superficie ocupada por el cereal es menor a la de la campaña anterior en 200.000 hectáreas. Sin embargo, en la comparación interanual, la mayor diferencia no será en el área, sino en la producción estimada.

Según los cálculos realizados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), la proyección de cosecha del presente ciclo se sitúa en 46 millones de toneladas, 5,5 millones de toneladas menos que las obtenidas en el ciclo 2019/20. La principal razón de esta merma se remite a los importantes problemas climáticos que tuvo el cultivo durante los meses de la siembra, en especial, el maíz de primera.

En este sentido, la entidad porteña informó que “las primeras estimaciones de rindes tempranos en el centro del área agrícola se encuentran por debajo de las expectativas de inicio de la campaña”. Esto es consecuencia de que el déficit hídrico relevado durante diciembre afectó el rinde potencial de los planteos tempranos de las provincias de Córdoba, Santa Fe y parte de Buenos Aires.

Sin embargo, a la escasez de lluvias de diciembre, le siguieron abundantes precipitaciones en enero, las cuales “aseguran un piso productivo a estos lotes, ya que permiten mantener un buen nivel hídrico durante el llenado de granos y atenuar el impacto en las productividades”, remarcó la BCBA. En el caso de los cuadros tardíos y de segunda ocupación, las precipitaciones mencionadas mejoraron el estado de los cultivos.

Hasta el momento se ha cosechado el 12,5% del área sembrada con girasol, según el informe de la Bolsa de cereales porteña.

De todas maneras, las 46 millones de toneladas que se espera que se puedan cosechar no se erigen como un número menor a pesar de la sensible baja que podría concretarse respecto al ciclo anterior, sino que se posicionaría como la tercer mejor campaña de la historia, solo por debajo de las de 2018/19 y 2019/20, cuando la producción escaló por encima de las 50 millones de toneladas.

Junto con el maíz, también culminó la siembra de sorgo a nivel nacional, cultivo que va ganando en importancia a medida que pasan los años. Con las labores concluidas, la superficie escaló hasta las 950.000 hectáreas (200.000 hectáreas más que en 2019/20) con una producción estimada en 3 millones de toneladas, que de concretarse representaría un salto de 500.000 toneladas respecto al ciclo anterior.

Soja y girasol

En el caso de la soja, los datos que aportó la entidad bursátil fueron positivos. En este sentido, remarcó que las precipitaciones registradas a lo largo de los últimos siete días mejoraron la oferta hídrica sobre amplios sectores del centro del área agrícola. “Los mayores volúmenes acumulados fueron informados sobre las provincias de Córdoba, Santa Fe, el Núcleo Sur y el Centro-Este de Entre Ríos”, detalló.

Así, el 95,7% de las 17,2 millones de hectáreas de soja a nivel nacional mantienen una condición hídrica entre adecuada y óptima (impensada meses atrás) y el 87,6% presenta un estado de cultivo entre normal y buena.

Por su parte, la cosecha de girasol avanza lentamente sobre el territorio nacional, arrojando magros rendimientos, afectados por la falta de lluvias meses atrás. La recolección progresó 2,7 puntos porcentuales, manteniendo una demora interanual de 19,6 puntos. A la fecha, se lleva recolectado el 12,5% del área cosechable con un rendimiento promedio nacional de 17,9 quintales por hectárea con una proyección de producción de 2,9 millones de toneladas, 500.000 menos que el año pasado.

Reuters

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente