La Aduana ordenó se tire trigo al basurero

0
Evalúa esta publicación

Yucatán.- Por orden de la Aduana Marítima se tiraron al basurero municipal 85 toneladas de salvado de trigo, no 95 ton como se publicó, informó ayer Jorge Cruz Canto, director de Operaciones del Grupo Naviero Multisur, empresa maniobrista que recibe barcos con cargamentos de granos.

Relató que hace poco más de un mes un buque trajo salvado de trigo importado de Estados Unidos y la Aduana autorizó que entre al país la cantidad reportada en el manifiesto de importación.

El excedente, 80 ton, estuvo en la terminal remota un mes y medio, hasta que la Aduana ordenó destruirlo mediante su vertimiento en el basurero municipal, sostuvo.

La empresa Ocean Green, que dirige Manuel Contreras Alcalá, llevó el grano al basurero a cielo abierto, en dos viajes de volquetes el lunes y otros dos el martes.

De acuerdo con los reportes, en el traslado estuvo presente personal de la Aduana Marítima y de Multisur.

Contreras Alcalá dijo que su empresa sólo trasladó el salvado de la terminal remota al basurero, como siempre han hecho con productos que incauta la Aduana Marítima, que en anteriores ocasiones fueron cargamentos de ropa, zapatos y alimentos, que son destruidos.

Ayer en un recorrido en el basurero, que se incendió desde el martes en la tarde, se observó el salvado de trigo esparcido e, incluso, una parte se quemaba.

Anteayer recolectores de basurera denunciaron públicamente que funcionarios del Ayuntamiento “vendieron ilegalmente” el salvado de trigo al dueño de un rancho para alimento de ganado y, ante ello, el alcalde José Cortés Góngora pidió a la Contraloría Municipal investigar la queja y de confirmarse la venta, sancionar a los que participaron.

Ayer la Contraloría no informó de los avances de sus pesquisas.— G.T.V.

Reglas para la destrucción

Según el Reglamento de la Ley Aduanera, si el contribuyente que importó mercancías decide destruir los desperdicios debe presentar aviso a la autoridad aduanera al menos 30 días antes de la destrucción; hacer ésta en el lugar indicado en el aviso, en día y horas hábiles, asista o no la autoridad aduanera, y levantar acta de hechos y registrar la destrucción en la contabilidad del ejercicio en que se efectúa.

Diario de Yucatán

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.