El registro de lluvias son una señal positiva para Chihuahua

0
Evalúa esta publicación

Las recientes, pero pocas lloviznas que registraron algunos sectores de la región agrícola productiva de maíz, son un preámbulo para obtener más precipitaciones en lo que resta de mayo y junio, debido a que gran parte de las 50 mil hectáreas que ya fueron sembradas necesitarán de las precipitaciones para que nazcan los cultivos y desarrollarse de forma abundante, consideró el jefe del Distrito 06 de la Sagarpa, Jesús Antonio Villagrán Domínguez.

El registro de lluvias consideró que son una señal positiva, no sólo beneficia con la humedad en el suelo, sino para muchos pozos de extracción de agua dejan de ser activados, lo que les permite ahorrar energía eléctrica y consumo del vital líquido.

“Estas muestras de algunas lluvias ojalá sí sean las muestras de algunas más que esperamos”, manifestó el funcionario federal al pedir que sean estas lluvias el inicio de la temporada abundante en las mismas.

Expresó que al día de hoy, alrededor de 40 mil hectáreas, es decir el 90% de la superficie total de maíz ya quedaron establecidas y sembradas para su cultivo bajo la modalidad de riego.

Consideró que de la humedad que surja en Cuauhtémoc y su región, dependerá la siembra de frijol, cuyo cultivo se establece en junio, cuando aparentemente hay plenitud de lluvias.

“Por supuesto que las lluvias siempre serán benéficas, porque bastantes precipitaciones ayudarán a dejar de funcionar los pozos agrícolas y con ello preservar el manto acuífero ya sobreexplotado.

La siembra de maíz no ha tenido contratiempos y marcha conforme a los tiempos esperados dentro del ciclo agrícola.

El Heraldo de Chihuahua

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.