Temporada de lluvias, esperanza para apicultores en el sureste de México

0
Evalúa esta publicación

El Día Mundial de las Abejas, que se conmemora el 20 de mayo, se celebrará este año con más ilusión de la habitual en el suroriental estado mexicano de Yucatán, donde los apicultores ven esperanza en las lluvias de esta temporada tras dos años de sequías que alejaron a dichos los insectos.

El delegado de la Secretaría de Agricultura de Yucatán, Pablo Castro Alcocer, manifestó hoy a Efe que esperan que la producción supere este año las 13.000 toneladas anuales gracias a las precipitaciones.

Las lluvias son un fenómeno clave para los apicultores primarios, es decir, para aquellos que aún trabajan de acuerdo con los ciclos de la naturaleza, respetando las tradiciones de sus antepasados mayas, quienes antaño poblaban la región.

Castro Alcocer admitió que los campesinos sufrieron en los últimos dos años, ya que la sequía fue prolongada y, por consiguiente, fue difícil lograr la permanencia de las abejas en las colmenas.

“El agua favorece la floración y la permanencia de las abejas en sus colmenas”, aseveró el experto, argumentando que “al no tener alimento se van con su reina a otros lugares”.

Las sequías obligaron a la Secretaría de Agricultura a brindar soluciones a los apicultores mediante cursos de capacitación en los que se enseñó, entre otras cosas, a alimentar a las abejas con levadura de cerveza y algunas harinas combinadas con miel y azúcar para garantizar su permanencia en las colmenas.

Previo a estas enseñanzas y ante la falta de floración en los cultivos, los campesinos usaban azúcar como atrayente, algo que no resultaba suficiente.

También hace dos años los apicultores de Yucatán, ante la crisis, emprendieron una campaña para crear una nueva cultura de protección y cuidado del insecto, buscando preservar mediante nuevas acciones la producción de miel en la región.

“Los campesinos dan importancia a las abejas, porque su presencia influye en el cuidado de la biodiversidad y el medioambiente. Los insectos son como un símbolo de oro para la vida del planeta”, agregó el delegado.

Ahora, los campesinos ya saben qué árboles y flores sembrar para garantizar la alimentación de las abejas y con eso su cuidado.

“Ya tomaron conciencia de los cambios climatológicos que cada vez son más complejos, ya no son tan dependientes de la naturaleza, saben que serán más productivos si aprovechan las nuevas técnicas de siembra”, aseveró.

El domingo 20 de mayo, se congregarán más de 11.000 apicultores de distintas comunidades del estado de Yucatán para festejar el Día Mundial de las Abejas.

Autoridades y campesinos del estado organizarán foros, charlas y conferencias sobre la importancia de este insecto que pertenece al orden de los himenópteros.

México ocupa el tercer lugar de exportación mundial de miel y la mayor producción se concentra en Yucatán, algo de lo que el funcionario público se mostró orgulloso porque las abejas actúan como protectoras esenciales de la biodiversidad.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.