Preocupación en cosecha pega al trigo

0
Evalúa esta publicación

Los futuros del trigo volvieron a subir el jueves en los mercados de Estados Unidos por compras de ocasión tras las últimas caídas y por una menor cosecha en Rusia, el mayor exportador mundial del cereal, por cuestiones climáticas.

El maíz acompañó el alza del trigo, apuntalado por temores a que las fuertes lluvias e inundaciones en partes de la región central de Estados Unidos empeoren las perspectivas de la cosecha.

La soya bajó por la persistente preocupación por una menor demanda china a partir de las crecientes tensiones comerciales entre Estados Unidos y el mayor importador mundial de la oleaginosa.

Un dólar más débil le dio a los mercados de granos un mayor respaldo por especulaciones de que el movimiento de la moneda, combinado con precios más bajos, podría avivar la demanda exportadora.

“La gente está tratando de aprovechar estos precios más bajos”, dijo Terry Reilly, analista de materias primas de Futures International. “Pero con la soya hay rumores de que, con esta guerra comercial en marcha, Brasil le está sacando a Estados Unidos los negocios chinos”, agregó.

El trigo rojo blando de invierno para julio en Chicago subió 7 centavos, o 1.4%, a 4.9525 dólares por bushel. El trigo rojo duro en Kansas ganó 4.5 centavos, a 4.9325 dólares, mientras que el trigo de primavera en Mineápolis se mantuvo firme, a 5.5275 dólares.

Un importante recorte al pronóstico de la cosecha rusa de trigo de Agritel también avivó las compras. La consultora francesa dijo que la cosecha caerá a 67.4 millones de toneladas este año, 21.5% menos que el año anterior tras el clima adverso que golpeó a los cultivos.

El maíz para julio ganó 2.75 centavos, o 0.8%, a 3.57 dólares por bushel por compras de ocasión tras los mínimos recientes y luego de las lluvias caídas en el corazón de la región agrícola de Estados Unidos, que provocaron anegamientos en algunas zonas.

La soya para julio bajó 9 centavos, o 1%, a 8.8050 dólares por bushel, con precios manteniéndose en un rango acotado durante la sesión tras los mínimos en nueve años y medio que tocó a comienzos de semana.

El Economista

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.