Lluvias reviven cultivos en ejidos de Tlaxcala

0
Evalúa esta publicación

Las primeras lluvias que se presentaron el viernes pasado en el oriente de Tlaxcala, “revivieron” las plantas de maíz y huertos de frutas y verduras que corresponden al ciclo primavera-verano.

Aunque el ciclo viene retardado a causa del estiaje, “estamos a tiempo de sembrar y esperar que el temporal de lluvias se establezca para comenzar a trabajar la tierra, ya llevamos un 25 % de avance”, estimaron productores de Huamantla y Tlaxco.

La Comisión Nacional del Agua confirmó que los eventos meteorológicos del jueves y del lunes han dejado humedad en la tierra para comenzar el establecimiento de cultivos.

En el valle de Huamantla, los hombres del campo regresaron a los ejidos y pequeña propiedad para iniciar con la siembra de maíz nativo.

Unos con maquinaria agrícola y otros con yuntas convencionales se las ingenian para sembrar semillas de amaranto y maíz.

Campesinos de Altzayanca y Cuapiaxtla confirmaron que han recibido el subsidio del extinto Procampo para la compra de fertilizante y semilla.

En Tlaxcala, según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) fueron beneficiados alrededor de 35 mil ejidatarios que tienen menos de cinco hectáreas, en total son distribuidos unos 200 millones de este programa.

La Sader programó la siembra en Tlaxcala de unas de 240 mil hectáreas de semillas, tubérculos, frutas, cebada, trigo, haba y verduras.

Sin embargo, los campesinos se quejaron porque hubo reducción en el presupuesto aprobado en el Congreso local para el sector agrícola.

Perfecto Barrales Domínguez, líder de los productores de amaranto, denunció que en la Secretaría de Fomento Agropecuario, le informaron que no habrá apoyos para este cultivo.

Por ello, lamentó la opacidad con la que se conducen legisladores estatales y federales porque no están definidas las políticas de desarrollo rural cuando ya inició el ciclo.

Dijo que inicialmente estaba programada la siembra de dos mil 500 hectáreas de amaranto, pero ante la falta de apoyos apenas alcanzarán las 500 en todo el territorio estatal.

En el caso de los legisladores federales, lamentó que ya no se interesen en el campo, sector que sigue abandonado a pesar de las instrucciones que ha dado el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Denunció que intentó reunirse con la senadora Ana Lilia Rivera Rivera, pero de plano fue ingorada su petición por gente de la representante popular.

El Sol de Tlaxcala

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.