Agricultores argentinos consideran “insuficientes” las nuevas bajas impositivas

0

Las principales agrupaciones rurales de Argentina consideraron el viernes “insuficientes” las rebajas impositivas anunciadas en la jornada anterior por el Gobierno con el fin de incentivar las exportaciones, en medio de una crisis económica.

En busca de lograr las divisas que el país -una potencia agrícola- tanto necesita para calmar al mercado cambiario, el Gobierno de centroizquierda de Alberto Fernández anunció el jueves rebajas temporarias en los impuestos a las exportaciones de soja y del aceite y harina derivados.

Sin embargo, las principales asociaciones de agricultores del país, que desde hace años mantienen cortocircuitos políticos con el peronismo actualmente en el poder, dijeron el viernes que las medidas no ayudan al sector.

“Son medidas aisladas, que asemejan parches, pero no definen pasos a seguir ni son políticas integrales. Parecieran sólo buscar resolver problemas fiscales serios, que como entidades conocemos, pero este no parece ser el camino adecuado”, señaló en un comunicado de prensa la Mesa de Enlace, que agrupa a las cuatro mayores entidades rurales del país.

Con el nuevo esquema, la tasa para las exportaciones de granos de soja pasó de 33% a 30% en octubre, 31,5% en noviembre, 32% en diciembre y nuevamente 33% a partir de enero.

El impuesto a los embarques de derivados de soja cayó del 33% previo a 28% en octubre, 29,5% en noviembre, 30% en diciembre y 31% a partir de enero.

De esta manera, la industria agroexportadora logró una reclamada diferenciación entre la tasa del grano y sus subproductos, eliminada en el 2018 por el expresidente Mauricio Macri.

La cámara de empresas procesadoras de granos CIARA también dijo que, si bien la medida del Gobierno de Fernández va en la dirección correcta, no deja de ser insuficiente.

“CIARA siempre sostuvo la posición de que todo tipo de retenciones y restricciones al mercado de granos y sus derivados son distorsivos, por lo que apoya (…) proponer un cronograma de reducción y eliminación de derechos”, expresó la cámara en un comunicado difundido en las últimas horas del viernes.

El año pasado, los exportaciones del complejo sojero significaron ingresos por 15.700 millones de dólares para la economía ávida de divisas del país sudamericano, que es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja.

El sector agrícola argentino mantiene hace años una tensa relación con el peronismo, a la que acusa de regular los mercados más de lo necesario.

En 2008, cuando era jefe de Gabinete en la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Fernández debió renunciar a su cargo en medio de una feroz disputa con el sector rural por un alza del mismo impuesto, que finalmente el Gobierno debió descartar tras masivas manifestaciones y bloqueos de rutas de los agricultores.

Hasta la semana pasada, los agricultores argentinos habían vendido 32,2 millones de toneladas de soja de la campaña 2019/20 -ya concluida-, según datos oficiales.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente