Maíz Sinaloa sustituye a los criollos de Tlaxcala

0
Evalúa esta publicación

Cientos de toneladas de maíz Sinaloa ingresaron a Tlaxcala para abastecer la demanda de la población pues la cosecha del temporal antepasado se terminó y, para este año, no hay criollos por la sequía atípica que se prolongó entre junio y agosto.

Este Diario constató que es a través de las más de 270 tiendas Diconsa que hay en la entidad, la forma como el gobierno federal hace llegar el alimento básico a la población.

Arcelia Corona Ramírez, responsable de la tienda Diconsa de San José, mencionó que el precio de maíz de la variedad Sinaloa se mantiene igual que en los últimos seis años en cinco pesos, mientras que en 2011, alcanzó los 6.50 pesos el kilo pues una sequía dejó desabasto en la entidad norteña.

Dijo que anteriormente, las amas de casa si es que querían maíz en la tienda, estaban condicionadas a comprar más de 100 pesos de productos de la canasta básica, pero ahora ya es adquirido en forma directa por el desabasto que existe.

En la región de Huamantla, el maíz Sinaloa sustituye a la variedad de criollos que ante la sequía registrada durante el ciclo primavera-verano, causó desabasto.

Por ello, las bodegas más importantes en el municipio de Huamantla –principal distribuidor de granos en Tlaxcala-, están abarrotadas del grano proveniente de la Perla del Pacífico.

Quienes usualmente utilizaban la variedad de criollos para elaborar tlacoyos, tortillas, atole y pinole –azul, amarillo, blanco y sangre de Cristo- se ven en la necesidad de consumir el grano sinaloense.

Y es que de acuerdo con ejidatarios del oriente de la entidad, para el último bimestre de 2018 se terminó la cosecha de temporal de 2017 que cultivaron los hombres del campo, mientras que la correspondiente a este año, será muy baja, de acuerdo con los propios ejidatarios.

En contraparte, en San José Teacalco, donde levantaron hasta cuatro toneladas por hectárea, los intermediarios incrementaron hasta en un 40 % el grano de maíz criollo al pasar de cuatro a seis mil pesos la tonelada.

Esta medida se debe a que existe desabasto en el mercado, por lo que alcanzaron un precio histórico de los últimos 10 años.

En ese lugar, enclavado en las faldas del Parque Nacional Malinche, pequeños propietarios y ejidatarios señalaron que no tuvieron grandes pérdidas como en la mayor parte de la entidad por daños climáticos.

“Tendremos ganancias porque hay desabasto y las que venden tortillas en los mercados las prefieren porque el maíz tiene mejor sabor que el foráneo”, expresó el productor Saúl Cervantes.

Dijo que el grano está en proceso de secado, pero ya lo desplazan porque se han agotado las reservas del año pasado.

Explicó que el maíz azul sirve para elaborar atole, tlaxcales y pinole, de ahí que su precio alcanza los siete mil pesos la tonelada, mientras que el blanco es comerciado en seis mil pesos.

“Somos más de mil productores los que tenemos buena cosecha, ya lo estamos secando para venderlo porque anda escaso”, reiteró.

Calculó que en ese ejido obtendrán unas cinco mil toneladas que serán comerciadas entre las mujeres que se dedican a vender tortillas.

En tiendas Diconsa el precio del kilogramo de maíz Sinaloa se mantuvo en cinco pesos durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, las amas de casa lo compran pues está más barato que el criollo en San José Teacalco.

El Sol de Tlaxcala

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.