La mosca del Mediterraneo (Ceratitis capitata)

0

La Mosca del Mediterráneo es una de las plagas más destructivas que existen en el mundo, tiene una gran capacidad para reproducirse y es capaz de acabar con plantaciones enteras de frutales. Suelen reproducirse en frutas con o sin valor comercial, pero luego migran hacia plantaciones en gran escala y depositan sus huevos en los frutos maduros de cascara blanda. A veces se detecta hasta que la fruta ha sido comercializada y para entonces, la larva o gusano se ha desarrollado. Uno de los grandes problemas es que la larva, puede ser transportada de un lugar a otro a través de fruta infestada y luego de emerger como mosca adulto e infestar los cultivos.

Ceratitis capitata es una especie de díptero braquícero de la familia Tephritidae originaria de la costa occidental de África, donde viven especies muy cercanas. Desde allí se extendió a zonas con climas templados, subtropicales y tropicales de los dos hemisferios. Se le considera una especie cosmopolita por la dispersión mundial que actualmente tiene debida en gran medida al aumento del comercio mundial de frutas.
A pesar de su origen se le suele denominar mosca mediterránea de la fruta, ya que es en estos países del mediterráneo donde su incidencia económica en los cultivos es mayor. También se le denomina a veces simplemente mosca de la fruta.

 

Comentarios

comentarios

Sin comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente