La carne que se vende en México tiene elevadas cantidades de antibióticos y antivirales 

0
Evalúa esta publicación

Los 60 kilogramos de carne que en promedio consume un mexicano al año contienen elevadas dosis de antibióticos y antivirales. Además, se utilizaron 60 mil litros de agua para su producción.

El atlas de la carne, dado a conocer por la Fundación Heinrich Böll, afirma que en las pasadas dos décadas creció la producción industrializada de todo tipo de carnes. “Los animales son engordados rápidamente, en condiciones de hacinamiento inimaginables, sometidos a dietas basadas mayormente en soya y forrajes industrialmente procesados, y tratados con toda una batería de medicamentos contra enfermedades, muchas veces provocadas por el mismo hacinamiento.”

En México creció 3.2 kilogramos al año el consumo de carne a partir de 2012, sobre todo de embutidos, con alto contenido de almidón, lo cual provoca obesidad. De igual forma, de carnes rojas y pollo, indicó Dolores Rojas, coordinadora de programas de la fundación.

La fundación indicó que cada kilo de carne que se produce en México está asociado con la deforestación, el cambio de uso de suelo, la emisión de gases de efecto invernadero y un abundante uso de agua. “La conversión de áreas naturales en pastizales es más evidente en el norte árido de México: Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas”.

En México, de 60 kilogramos de carne que consume una persona al año 27 son de pollo, 17 de res y 16 de puerco. El país que más consume es Estados Unidos, con 119.4 kilos, mientras Bangladesh y Burundi no llegan a cuatro, debido a su bajo nivel adquisitivo.

El documento destaca que una justificación para la industrialización de la carne es la promesa de precios bajos, pero en América Latina poca gente accede a un asado, pero crece el consumo de carnes procesadas.

 

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.