Buscan garantizar la seguridad alimentaria en México

0

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) trabajan con el Congreso de la Unión para garantizar la seguridad alimentaria y el abasto de agua para la población durante la contingencia sanitaria.

A través de una conferencia virtual, la directora de Conagua, Blanca Elena Jiménez Cisneros afirmó que invertir en agua, es invertir en la generación de la seguridad alimentaria.

Cisneros explicó que este organismo trabaja en promover las medidas necesarias para preservar este recurso, con actividades que requieren menos uso del agua, así como incrementar los volúmenes para uso público urbano en los municipios con disponibilidad de agua y ampliar el suministro en comunidades con poco acceso.

Además, indicó que Conagua trabaja con el Servicio Meteorológico para obtener el pronóstico climatológico, con el propósito de ayudar a los hospitales provisionales, para no ser afectados por vientos o granizo.

En su intervención, el Diputado Feliciano Flores, Presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, dijo que la comisión realizó una sesión virtual para exhortar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para evitar cortes de energía eléctrica a todos los organismos operadores de agua potable en el país.

“Es necesario que todo ciudadano tenga acceso al agua, y no se puede privar por falta de pago a un organismo operador de agua potable”, acotó.

La comisión propuso un acuerdo para exhortar a la comisión reguladora de energía, la Secretaría de Energía y Hacienda, para que se reconsidere el pago o bien, pueda ser diferido con base en la situación financiera de cada organismo de agua potable durante los meses que México afronta la pandemia.

Por su parte, el titular de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula reconoció que el agua es el recurso más importante del planeta, por ello la sociedad debe hacer un uso responsable.

El Gobierno de México -puntualizó- desarrolla un plan de acción integral para asegurar la producción, suministro, distribución y abasto de alimentos a la población durante la emergencia del COVID-19, con atención en las cosechas del ciclo Otoño-Inverno, las cuales registran un incremento en la producción de granos.

El objetivo es garantizar la producción agrícola, pecuaria y pesquera, con el acceso a los insumos y materiales (semillas, fertilizantes, agua, embalajes y maquinaria, entre otros) desde la siembra hasta la cosecha, por ello, la disponibilidad de agua es clave, al destinar el 76 por ciento del recurso hídrico a la agricultura nacional.

“Tenemos que producir más toneladas de granos, hortalizas y frutas por hectárea, pero con menos consumo de agua, porque la disponibilidad y el acceso a alimentos requiere de la preservación y mantenimiento del agua”, precisó.

Finalmente, las autoridades señalaron que la convergencia de esfuerzos entre Agricultura y Conagua para encarar la situación de emergencia por la crisis sanitaria contribuirá a contrarrestar efectos negativos en la producción de alimentos.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente