Comer gusanos ayuda a una startup de Singapur a asegurar un biomaterial lucrativo

0

En un distrito tranquilo, principalmente residencial de Singapur, bandejas de larvas de mosca soldado negra retorciéndose mastican su camino a través de cientos de kilogramos de desperdicio de comida al día.

Los gusanos ricos en proteínas se pueden vender como alimento para mascotas o fertilizantes, pero en Insectta, una startup que dice que es la primera granja urbana de insectos de Singapur, se crían para extraer biomateriales que se pueden usar en productos farmacéuticos y electrónicos.

“Lo que estas moscas soldado negras nos permiten hacer es transformar este desperdicio de alimentos, que es un producto de valor negativo, en un producto de valor positivo”, dijo Chua Kai-Ning, cofundador y director de marketing de Insectta.

Las moscas soldado negras son famosas por su capacidad para consumir cualquier tipo de desperdicio de alimentos y su velocidad y eficiencia para transformar esos desperdicios en masa corporal, dijo Chua. Los cientos de millones de larvas en la granja comen cuatro veces su peso corporal en desperdicios de comida todos los días.

Trabajando en conjunto con la Agencia de Ciencia, Tecnología e Investigación de Singapur, la tecnología de Insectta utiliza un proceso patentado y respetuoso con el medio ambiente para extraer sustancias lucrativas como el quitosano, la melanina y los probióticos de las larvas, dijo.

Las sustancias, que valen unos cientos de dólares el gramo, se venden a otras empresas.

La melanina conduce la electricidad y puede usarse en semiconductores, supercondensadores o baterías, mientras que el quitosano tiene propiedades antiinflamatorias y es útil en la fabricación de cosméticos y productos farmacéuticos.

“Tradicionalmente, la melanina nunca se ha extraído, excepto de la tinta de calamar”, dijo el cofundador y director de tecnología de Insectta, Phua Jun Wei, y agregó que la producción de quitosano generalmente requiere grandes cantidades de solventes corrosivos y dañinos para el medio ambiente.

Con un mercado global valorado en 7.000 millones de dólares y que se espera que crezca drásticamente, Insectta dijo que buscaba expandir las aplicaciones industriales de su quitosano de alto grado para curar heridas, filamentos para impresión 3D orgánica y agentes de administración de fármacos.

Reuters

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente