Robalo, la especialidad del Golfo Mexicano

0

El robalo, también se le conoce como lubina, es un pescado blanco muy apreciado por su valor culinario, se vende principalmente en fresco y congelado, asimismo se comercializa en seco o ahumado, de cualquier forma es una opción saludable

El robalo se adecúa a condiciones específicas para ser cultivado.

El robalo es una especie que habita en el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico, desde las costas africanas hasta Noruega; en nuestro país se capturan en ambas costas, siendo los del Golfo lo más apreciados y famosos, estos estados producen más de 5 mil toneladas anuales.

Es un pez de cuerpo alargado, cubierto de escamas ásperas al tacto. Su dorso es de color café amarillento a café verdoso, con costados plateados y vientre blanco.

La calidad de su carne destaca por un contenido bajo de calorías y grasas, tiene un sabor delicado, casi ausente de huesos pequeños y que mantiene su forma después de la cocción, por esta razón, es que es tan cotizado en el mercado.

La mejor temporada de la captura del robalo son los meses fríos.

En tema de acuacultura los pescadores han tomado consciencia de la producción de esta especie bajo sistemas de cultivo ya que se puede desarrollar en agua dulce, salobre y marina, lo que representa un área de oportunidad para la maricultura mexicana.

En el 2019, el INAPESCA y el CIAD Mazatlán, lograron reproducir en México, el pez robalo blanco (Centropomus viridis) en condiciones de cautiverio.

El INAPESCA ha impulsado el cultivo de robalo blanco en el país, mediante la innovación y desarrollo tecnológico para el incremento constante de crías y la generación de alimento que les provea de nutrientes, así como la tecnología necesaria para los sistemas de producción.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente