El mercado mundial y nacional del frijol

0
3 (60%) 1 vote

Su cultivo es importante en los sistemas de producción agrícola y en la dieta de una gran parte de la población en diversas regiones de mundo, especialmente en los países en desarrollo.

En términos nutricionales, esta leguminosa es una importante fuente de proteína, rica en vitaminas del complejo B, hierro, calcio, potasio, fósforo, y es baja en sodio.

En el 2017, se cultivaron a nivel mundial 36.5 millones de hectáreas de frijol y se produjo un máximo histórico de 31.4 millones de toneladas, según datos de la FAO.

Del volumen, 60.6% se cosechó en seis países: India (20.3%), Myanmar (17.4%), Brasil (9.7%), Estados Unidos (5.2%), China (4.2%) y México (3.8 por ciento).

Se estima que aproximadamente 70% del cultivo de frijol en el mundo se desarrolla en condiciones de temporal, por lo cual la productividad es altamente vulnerable a las condiciones ambientales, principalmente la cantidad y distribución de la precipitación.

En el 2017, el rendimiento promedio mundial en este cultivo se ubicó en 861 kilogramos por hectárea; entre los principales países productores antes mencionados, los rendimientos más altos se obtuvieron en Estados Unidos, con 1,997 kg/ha, y los más bajos en India, con 414 kg; en México se ubicaron en un promedio de 730 kg/ha.

A escala mundial, al igual que la producción, el consumo de frijol está altamente concentrado en cinco países que participan con 57.7% del total: India (21.9%), Brasil (18.5 por ciento), México (7.3%), Estados Unidos (5.2%) y Uganda (4.9 por ciento).

En comparación con otros granos básicos, el consumo per cápita de frijol es reducido en la mayor parte del mundo, al ubicarse en un promedio de 2.5 kilogramos anuales. De acuerdo con datos de la FAO, el consumo per cápita es de alrededor de 20 kg en Nicaragua, 16.1 kg en Brasil y 10.1 kg en México, mientras en algunos países desarrollados como Alemania o Francia, es inferior a 1.0 kg. En Estados Unidos, según datos del USDA, el consumo per cápita se ubica en 3 kg, sostenido principalmente por el consumo de la población de origen hispano.

El comercio internacional de frijol es reducido en comparación con el de otros commodities alimenticios, como los cereales y las oleaginosas.

Anualmente, se exportan alrededor de 3.7 millones de toneladas, es decir, un volumen equivalente a 13% de la producción mundial.

Los principales exportadores son Myanmar (19.8% del total), China (14.1%), Estados Unidos (12.5%), Argentina (9.7%) y Canadá (8.6%), mientras que los tres principales importadores son también productores destacados que realizan compras al exterior con el fin de complementar su demanda: India, Brasil y Estados Unidos.

En la segunda parte de esta nota se abordarán algunos aspectos sobre el mercado del frijol en México.

El Economista

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.