Aporta Colpos variedades mejoradas de frijol para impulsar la producción de agricultores de pequeña escala

0

El Colegio de Posgraduados (Colpos) reportó la liberación de tres variedades de frijol (OTI, CPV-F51 y CPV-F52) con características sobresalientes de producción y buena calidad nutritiva, mejoradas y adaptadas a diferentes áreas agroecológicas del país.

Estas acciones forman parte del nuevo enfoque que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural aplica a sus programas de investigación para el mejoramiento de cultivos estratégicos: maíz, frijol, trigo panificable y arroz, con el objetivo transferir tecnología que impulse la autosuficiencia alimentaria y la producción de los agricultores de pequeña y mediana escala.

El Colpos informó que las variedades mejoradas ya forman parte del catálogo oficial del Registro Nacional de Variedades Vegetales (RNVV).

Indicó que la variedad OTI es un grano de color cremoso con manchas cafés, similar al tipo conocido como Flor de Mayo, con buenas características de cocción y de un rendimiento promedio de 2.5 toneladas por hectárea de temporal.

Se adapta, agregó, a zonas de los valles altos centrales de la República Mexicana como los de México, Puebla, Tlaxcala, Hidalgo y Ciudad de México, que coincide con alturas sobre el nivel del mar de mil 950 y dos mil 450 metros.

Refirió que tiene un ciclo vegetativo de 53 días a floración y de 130 días a la cosecha, y es tolerante a las enfermedades que se presentan en estas regiones. Se siembra a densidades de 125 mil a 165 mil plantas por hectárea y ha sido certificada por la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural y el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS).

Fue desarrollada, dijo, por el investigador Julio Arturo Estrada Gómez, del área de Mejoramiento y Control de la Calidad Genética del Programa de Semillas del Campus Montecillo, del Colegio de Postgraduados.

Expuso que la variedad CPV-F51 es de grano color negro, que se adapta a zonas del Altiplano del estado de Puebla y Mixteca Alta de Oaxaca y tiene un rendimiento promedio, bajo condiciones de temporal, de 1.3 a 1.6 toneladas por hectárea.

Tiene una larga vida de anaquel, pues el oscurecimiento de la testa es mínimo a través del tiempo que permanece almacenada, es resistente a la sequía y es tolerante a las enfermedades de raíz, hoja y vaina, añadió.

En cuanto a su uso, se consume para alimento humano y para siembra por sus características agronómicas sobresalientes, subrayó.

En cuanto a la variedad CPV-F52, señaló que es de grano de color negro, está adaptada a zonas del Altiplano del estado de Puebla y Mixteca Alta de Oaxaca y tiene un rendimiento promedio, bajo condiciones de temporal, de 1.3 a 1.7 toneladas por hectárea.

Presenta un tipo de crecimiento de semiguía y en temporal su floración inicia a los 75 días y madura a los 115, aunque el cambio en el fotoperiodo no le afecta. Cuenta con resistencia a la falta de agua y tolera bien las enfermedades de raíz, hoja y vaina que se presentan en las áreas donde se adapta, destacó.

Las variedades CPV-F51 y CPV-F52 fueron desarrolladas por Abel Muñoz Orozco del Programa de Genética del Campus Montecillo, con la colaboración de Enrique Ortiz Torres, Pedro Antonio López y Abel Gil Muñoz, del Campus Puebla, detalló.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente