Definirán en enero precio unitario de la chía poblana

0
Rate this post

Para evitar especulaciones, intermediarios y coyotaje, productores poblanos de la chía, definirán a principios de enero del 2014 un precio unitario y así obtener una ganancia justa por este cultivo, esto lo darán a conocer en rueda de prensa conjunta con la SAGARPA, informó el Gerente de la Fundación Produce Puebla Mauricio Mora Pérez durante la jornada demostrativa en el municipio de Acatzingo.

Reunidos en la comunidad Nicolás Bravo, en la ex hacienda Natividad, asistieron representantes de SAGARPA, INCA Rural, INIFAP, técnicos, investigadores, productores, ingenieros agrónomos y autoridades interesadas en este producto; como los presidentes municipales electos de Ajalpan Gustavo Salomón Lara Torres y de Eloxochitlán Delfino Hernández Hernández.

Al tomar la palabra, el Gerente de la FUPPUE, expuso que en México cometemos el error en política pública de importar alimentos en lugar de producirlos. La gente que no tiene dinero en la bolsa para comprar esos alimentos es la que padece hambre, hay un déficit en la balanza alimentaria y dejamos también que los mercados alimentarios se perdieran.

La gran equivocación abundó, es dejar que las trasnacionales, las cadenas de los supermercados son las que dirijan la alimentación y el precio de los alimentos en México, esta situación se torna cada vez más grave. Como ejemplo citó las “Bodegas” instaladas en poblaciones de 15 a 20 mil habitantes, por cada una de ellas desaparecen 17 pequeñas tiendas, el mercado local se aniquila poco a poco, la gente ya no quiere ir al piso, quiere ir a los anaqueles de autoservicio, por lo cual se busca un programa que revierta la situación. Actualmente hay supermercados que venden hasta en 300 pesos el kilo de chía y no completamente limpia, con bastantes gramos de tierra.

En este sentido, advirtió que el principal competidor es China, mil 300 millones de habitantes, sin embargo al mismo tiempo representan una oportunidad. Esta enorme población necesita alimentarse todos los días y tienen capacidad de compra, buscan productos nutritivos que ellos no tienen. Es el caso de la chía, cultivo prehispánico que causó un inusitado interés por sus atributos:

Estudios realizados por la Universidad de las Américas (UDLA-P) y otros centros de investigación, arrojaron que este alimento tiene un 35% de fibra dietética, no hay cereal que lo tenga. Otras bondades son la concentración de Omega 3 y Omega 6, mucho mayor que en otros productos.

En pocos años pasó de 35 pesos hace pocos años a $140 o más en esta temporada, por lo cual en la reunión acordaron que una vez concluida la cosecha a fines de diciembre, se fijará el precio de venta justo. Las regiones de Epatlán, Tehuitzingo, Cuacnopalan, Tehuacán y la Sierra Negra con potencial de producción, están de acuerdo en establecer nichos de mercado dispuestos a pagar valor de precio por valor nutrimental.

Cambio tecnológico para planear mejor

Diego Jiménez Hernández productor y anfitrión de esta región de vocación hortícola, ha descubierto en el cultivo de la chía un gran agro negocio, ganancias mucho mayores que a las de productos tradicionales como el maíz.

En el municipio de Tochimilco en la en la zona del volcán, el sistema de producción de chía es a la antigua, en cambio en Acatzingo a solo cien kilómetros al oriente de la capital poblana, se aplica una mayor tecnología, lo cual da una mayor calidad de siembra, con máquinas de precisión desde la siembra y hasta la cosecha con la trilladora que no rompe la semilla, eso da buen tamaño y más limpieza del producto final.

En Acatzingo, el productor Miguel Angel Jiménez no tuvo el problema de plagas como las arañas rojas y otros insectos que tuvo la siembra de Tochimilco, solo un poco de chapulín, otro acierto en este lugar fue que se calibró la máquina trilladora de sorgo. “La fertilización también fue mejor, allá se tuvo una planta muy alargada y con poco espiga, ahora solo falta esperar un buen precio en el mercado y colocarla al mejor postor”, comentó.

De la reunión se obtuvieron importantes conclusiones:

1.- Para el próximo ciclo se deberá hacer un análisis en el laboratorio de la UDLA-P, de macro y microminerales. Habrá correcciones al suelo para mejorar la fertilidad. Además se elaborará un paquete tecnológico para todas las parcelas. 

2.- La única manera de no especular el precio, es con la estimación de la cosecha por lote, sin esperar a tener toda la superficie lista, en un metro cuadrado se analizará la densidad, si es suficiente. Es decir contar en la planta el número de ramas y de espigas generadas; así como la cantidad de granos obtenidos por planta, así se sabrá el contenido exacto de fibra, de Omega 3 y Omega 6. 

Cinco muestras serán suficientes para tener el próximo año Bitácora de Campo, desde la siembra hasta la venta, de lo contrario se creará un mito como se ha hecho con otros cultivos, estimó Mauricio Mora.

Fuente; Crónica

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.