PROTEGEN EL ALGODÓN NATIVO DE OAXACA

0
Rate this post

Con el objetivo de proteger el recurso genético del algodón nativo, el Campo Experimental Valles Centrales de Oaxaca del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) ejecuta un proyecto para la recuperación de las diversas especies de esta planta nativa de la región.

El proyecto consiste en la recolección de semillas y plantas en comunidades indígenas del estado de Oaxaca, en el que participan investigadores, productores y artesanos que utilizan el algodón como materia prima para la elaboración de productos artesanales.

Después de tres años de recolección, se han determinado sitios específicos donde se encuentran las diferentes variedades de algodón: Gossypium gossypiodes y Gossypium aridum en la región del Istmo de Tehuantepec; Gossypium hirsutum de fibra de color café principalmente en la Costa; Gossypium barbadense en la Sierra Sur; y, en varias comunidades, el algodón de fibra blanca, por lo que se ya se han registrado aproximadamente 150 muestras silvestres, de las cuales 40 pertenecen a fibras con color de diferentes tonalidades.

Flavio Aragón Cuevas, investigador del INIFAP y responsable del proyecto, comentó que estas colectas ya se encuentran bajo un sistema de conservación ex situ en el Banco de Germoplasma de Especies Nativas de Oaxaca, con el objetivo de salvaguardar semillas que se pueden utilizar para restablecer regiones afectadas por diversos factores.

“Tenemos un abanico de colores de fibras que pueden ser de utilidad para la industria, todos estos materiales están bajo conservación ex situ, es decir, fuera de su lugar de origen, con fines de protección ante casos de desastre y para enfrentar el cambio climático, así como para evitar posibles contaminaciones con materiales genéticamente modificado”, expresó.

Aprovechamiento al máximo

De acuerdo con Aragón Cuevas, Oaxaca es el único estado de la República Mexicana que utiliza el germoplasma nativo del algodón coyuche para la elaboración de artesanías textiles. Por ello, desde el año pasado el INIFAP, en colaboración con mujeres mixtecas de la región de la Costa, trabaja en un sistema de mejoramiento genético participativo de las poblaciones sobresalientes donde crece el algodón Coyuche, (municipios de San Juan colorado, Pinotepa de Don Luís, San Pedro Jicayán y Santa Catarina Mechoacán), para identificar qué fibras y características agronómicas de productividad son mejores para la confección de artesanías.

“Oaxaca es la única región del país donde se hace uso del algodón nativo y se trabaja en su aprovechamiento a través de la elaboración de productos artesanales con alto valor cultural. Iniciamos este trabajo para detectar cuáles son los mejores materiales para la confección de diferentes artesanías”, agregó el investigador.

Indicó que en esta región existe una fuerte tradición cultural del recurso genético del algodón, por lo que todavía se cultiva en pequeña escala y generalmente en huertos familiares.

Este año se realizará una selección participativa de las mejores plantas con la idea de generar variedades de algodón con alta calidad de fibra, para elaborar artesanías de mayor valor económico.

El “oro blanco” de la región

El maestro en Ciencias del Colegio de Postgraduados (Colpos) comentó que de las colectas realizadas hasta ahora, se envían ejemplares de semillas al Centro Nacional de Recursos Genéticos (CNRG), ubicado en Tepatitlán de Morelos, Jalisco, para su conservación a largo plazo.

Con este proyecto se espera reunir, en un lapso aproximado de cinco años, una gran diversidad de especies de algodón, que al ser identificadas, se registrarán como variedades de uso común ante el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), con la finalidad de proteger el recurso genético ante posibles casos de “biopiratería”.

Al respecto, el investigador del INIFAP explicó que “con la idea de proteger el recurso genético, vamos a tratar de registrar variedades de materiales sobresalientes; esto con fines de protección para que no se patente el germoplasma en otro lugar y sin beneficio para las comunidades […] No podríamos sembrar el algodón con color de fibra (en este caso coyuche o verde) si existiera una patente, o se tendría que pagar regalías por su uso a la empresa o persona que hubiera registrado la patente. Es un recurso genético muy importante para el país que no se ha aprovechado para el desarrollo de las poblaciones indígenas”.

Agregó que el estudio de conservación del algodón nativo de Oaxaca forma parte del proyecto nacional Rescate y Conservación de la Diversidad del Algodón Nativo de México, que coordina el Sistema Nacional de Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (Sinarefi).

“Se han tenido muchos problemas en el cultivo del algodón, principalmente por plagas como el gusano bellotero y el picudo del algodonero. El estudio es un esfuerzo por rescatar todo el germoplasma del país, porque muchas veces se trata de una o dos plantas que están creciendo en pequeños espacios pero desaparecen por los nuevos desarrollos urbanos, el cambio climático, apertura de áreas para siembra de cultivos y la presencia de incendios”, destacó Aragón Cuevas.

De acuerdo con la Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Oaxaca es una de las 27 entidades mexicanas en las que se encuentra el mayor número de especies silvestres del género Gossypium.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt / Carmen Báez

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente