Científicos de BUAP investigan en apoyo al sector avícola

0
Evalúa esta publicación

Investigadores del Instituto de Ciencias de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) lograron secuenciar tres nuevos genomas, para encontrar factores de virulencia con el fin de producir vacunas que prevengan infecciones en aves.

Al respecto Candelario Vázquez Cruz, responsable de este proyecto y en cual participan la Universidad Nacional Autónoma de México y el Centro de Investigación de Estudios Avanzados, Unidad Irapuato, del Instituto Politécnico Nacional, así como una granja, dijo que el trabajo se centra en bacterias de la familia Pasteurellaceae: Avibacterium paragallinarum y Gallibacterium anatis.

Explicó que en el Centro de Investigación en Ciencias Microbiológicas tras varios años de estudio establecieron que la primera es una enfermedad de tipo gripal y la segunda afecta la productividad del huevo, ya que se obtienen productos frágiles.

Los tres nuevos genomas que lograron secuenciar, dos de ellos se encuentran en GenBank, una base de datos de secuencias genéticas del National Institutes of Health (NIH), de Estados Unidos.

Resaltó que a nivel mundial en GenBank sólo están registrados cinco genomas de bacterias llamadas Avibacterium paragallinarum una se investigó en Perú, otra en China, una más en Suiza, en tanto que las dos restantes en México, por el trabajo de los científicos de la BUAP.

“Con ese descubrimiento, los investigadores del ICUAP podrán encontrar factores de virulencia para producir, en un futuro, nuevas vacunas y prevenir así infecciones en el sector avícola”, acotó la máxima casa de estudios en Puebla en un comunicado.

Candelario Vázquez subrayó que dichos microorganismos impactan comercialmente la productividad del sector avícola, pues generan una merma de cinco a 25 por ciento en carne, cuando las aves adquieren avibacterium paragallinarum, pero en el caso del huevo llega a 40 por ciento, al padecer infecciones con Gallibacterium anatis.

Refirió que dicha investigación se propuso al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en 2010, para apoyar la productividad del sector avícola, ya que el huevo y el pollo son la principal fuente de consumo de proteína barata en México.

Vázquez Cruz mencionó que a pesar de concluir dicho trabajo en 2015, se pretende ampliarlo con la finalidad de incursionar el estudio de los genomas para fortalecer la generación de conocimiento científico y proponer un producto tecnológico, es decir, una vacuna mejorada.

Subrayó que la innovación tecnológica podría concretarse en tres o cinco años, para ajustarse a los parámetros establecidos en la legislación sanitaria y de medio ambiente.

La BUAP refirió que la investigación genómica de bacterias es poco común en México y en Puebla no existía hasta que se inició dicho proyecto.

Detalló que esa rama de la biología permite conocer a fondo la constitución de un microorganismo, ya que el conjunto de genes y disposición de los mismos en la célula (genoma) son importantes para identificar los factores de virulencia.

El científico de la BUAP explicó, que el siguiente paso es llevar a cabo estudios de genómica funcional para continuar con la generación de conocimiento en ciencia básica y, quizá más adelante, buscar financiamiento para la producción de una vacuna.

También participan en este proyecto las doctoras María Patricia Georgina Sánchez Alonso y Norma Elena Rojas Ruiz, así como Estela Anastacio Marcelino, académicas del Instituto de Ciencias de la BUAP, quienes se encargan de llevar a cabo, junto con Candelario Vázquez, los estudios de microbiología molecular.

Además participa Iván Olmos Pineda, investigador de la Facultad de Ciencias de la Computación de la BUAP; Erasmo Negrete Abascal, por parte de la UNAM; Gabriela Olmedo Álvarez, del Cinvestav, asimismo colabora Jesús Antonio González Bernal, del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).

NTX

Comentarios

comentarios

Leave A Reply

Your email address will not be published.