Abejas meliponas, una oportunidad de negocios para la Mixteca

0
Rate this post

Tehuitzingo, Pue.- Los productos de las abejas sin aguijón ayudan a combatir males como las cataratas y el asma, además de que su cultivo y comercialización puede convertirse en una alternativa de desarrollo económico para pueblos de la Mixteca.

Estudios recientes contribuyeron a sensibilizar a la población hacia la meliponicultura, que no es otra cosa que la cría de abejas sin aguijón. Cultura milenaria de los antiguos pobladores del continente americano, entre quienes se destacaron los mayas como productores y comerciantes de miel y cera de estas abejas, llamadas meliponas, que formaban parte de su mitología y eran objeto de tributos y trueques.

En Tehuitzingo, el delegado de la Sagarpa, Alberto Jiménez Merino, de manera personal ha instalado un criadero demostrativo de abejas meliponas a fin de que los interesados puedan conocer su crianza y producción.

En la actualidad, dijo, la miel y la cera que producen estos insectos son muy apreciadas internacionalmente, por sus bondades medicinales y sus características de olor, color y textura.

Sin embargo, el desconocimiento de su existencia ha hecho que se desaproveche esta iniciativa, que podría constituirse en una alternativa empresarial muy importante para muchas regiones del estado como ya se está practicando en Cuetzalan.

A través de la Sociedad Cooperativa Tosepan Titataniske, Fomento Social Banamex y La Comisión Nacional para el Desarrollo de los pueblos Indígenas, instalaron un laboratorio para la transformación de miel melipona y desde el 2003 la cooperativa Tosepan inició el acopio de miel melipona, la cual actualmente vende el producto bajo la marca Miel Virgen Tosepan.

La idea de Jiménez Merino es que pueblos indígenas de la Mixteca puedan aprovechar este recurso, ya que la miel de abejas meliponas representa un nicho de oportunidad en los mercados, por ser un producto que ofrece calidades libres de contaminación, dado que al ser más selectivas que las abejas europeas, obtienen sólo néctar de flores que no han sido contaminadas con agroquímicos.

Este producto tiene grandes posibilidades de posicionarse en las preferencias de los consumidores actuales capaces de valorar la originalidad, la calidad y su procedencia orgánica ecológicamente sustentable.

A diferencia de otros países latinoamericanos, en México no se ha desarrollado una estrategia de comercialización del producto, aunque ya existen esfuerzos en incrementar la planta productiva principalmente en Yucatán, Puebla, San Luis Potosí, y Guadalajara.

Poca azúcar

Las meliponas producen menos miel que las abejas africanizadas. Pero la miel de las abejas sin agujón es más liviana, más líquida, se cristaliza menos, tiene bajo contenido de azúcares y se cotiza muy bien en el mercado internacional, ya que puede llegar a valer diez o doce veces más que la que producen las abejas africanizadas. El alto costo se debe a su utilización con fines medicinales.

Los recursos genéticos de estas abejas son invaluables. Permitirían adaptar la producción de miel ante posibles cambios climáticos, pues desempeñan un papel crucial en la polinización de la flora autóctona o nativa de los trópicos. Su conservación y conocimiento pueden contribuir para que los bosques sean conservados mediante el uso sostenible de sus recursos naturales, puesto que son las responsables del 40 por ciento de la polinización de los bosques.

La productividad media de una colmena de meliponas es de alrededor de cuatro a cinco litros de miel por colmena al año, además, se pueden elaborar otros productos con los derivados del trabajo en las colmenas, como jabón, jarabe, velas, champú, jalea real y mascarillas.

 

Fuente: Municipios Puebla

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.