Sanjaya Rajaram Devi, hombre al que el mundo recordará por su legado: Agricultura

0

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural se une a la pena de la comunidad científica por la pérdida del Premio Mundial de la Alimentación en 2014, Sanjaya Rajaram Devi, a quien se le reconoce sus investigaciones en el desarrollo de más de 480 variedades de trigo que han sido usadas en 51 países.

El científico naturalizado mexicano, que nació en la India, logró con sus investigaciones un aumento en producción de trigo por todo el mundo por más de 200 millones de toneladas; además, colaboró en la producción de nuevos materiales de maíces.

A nombre del equipo de Agricultura, el secretario Víctor Villalobos Arámbula destacó el trabajo científico de Sanjaya Rajaram Devi, que condujo a un aumento sustancial en la producción mundial de trigo.

Subrayó que el mundo habrá de reconocer las contribuciones de Sanjaya Rajaram en un tema tan sensible como es la alimentación, toda vez que con sus investigaciones científicas logró aumentar la calidad, cantidad y disponibilidad de alimentos en el planeta.

Recordó que el año pasado, en la apertura de Diálogo Borlaug organizado por la Fundación del Premio Mundial de la Alimentación, habló de la larga asociación de Rajaram Devi con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), con sede en Texcoco, Estado de México, y la contribución del científico mexicano en el desarrollo de variedades de trigo que han sido usadas en muchas naciones.

A la edad de 78 años, falleció ayer miércoles el doctor Sanjaya Rajaram Devi, que cursó un doctorado en Australia y llegó a México para trabajar en el CIMMYT, donde conoció al científico agrícola norteamericano Norman E. Borlaug.

A lo largo de 33 años como científico del CIMMYT, Rajaram trabajó directamente con el Dr. Norman Borlaug, Premio Nobel de la Paz 1970 y fundador del Premio Mundial de Alimentación. Como jefe del Programa de Trigo Harinero y posteriormente como director del Programa Global de Trigo, supervisó personalmente el desarrollo de más de 480 variedades de alto rendimiento y resistentes a enfermedades que hoy se siembran en 58 millones de hectáreas en los países en desarrollo.

En su momento, el científico agradeció al CIMMYT la libertad que tuvo para realizar su innovador trabajo de mejoramiento de trigo. También, reconoció al Centro Internacional de Investigación Agrícola en Zonas Áridas (ICARDA), donde trabajó varios años antes de jubilarse en 2008, por su iniciativa para mejorar y difundir leguminosas y otros cultivos que promueven la diversidad en la agricultura y en la dieta de las personas.

Cursó la licenciatura en Agricultura en la Universidad de Gorakhpur, una maestría en Ciencias Genéticas y Fitocultura del Instituto de Investigaciones Agrícolas de la India (IARI), Nueva Delhi, y un doctorado en fitocultura de la Universidad de Sídney.

En el IARI estudió genética y fitocultura con el profesor. M.S. Swaminathan, y a su salida del CIMMYT formó una empresa y en el Valle del Yaqui, estado de Sonora, se asoció con productores de trigo, con quienes siguió liberando grandes semillas de las variedades cristalino y harinero.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente