Conmemoran 60 Aniversario del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS)

0

Con el fin de incrementar la generación, adopción, producción y certificación de semillas adecuadas a las diferentes regiones y sistemas de producción agrícola del país, se desarrollan acciones en las que participan los eslabones de valor vinculados con esta actividad, con las que se contribuye a la autosuficiencia alimentaria, afirmó el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula.

Destacó que la suma de los integrantes del Sistema Nacional de Semillas, organismos públicos y privados, gobiernos e instituciones es clave para identificar, proponer, planear y definir programas y políticas públicas de atención a los requerimientos de los productores en este rubro.

Al encabezar la ceremonia de conmemoración de los 60 años del Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), señaló que en esta administración se cuenta con el Programa Nacional de Semillas, instrumento estratégico para impulsar el crecimiento del sector.

Entre los objetivos del programa, precisó, destacan: promover y fomentar la investigación científica y tecnológica para mejorar y obtener mejores semillas, y conservar y aprovechar las variedades vegetales y recursos fitogenéticos, lo que posibilita que los productores de pequeña escala tengan acceso a nuevas y mejores variedades.

Ante productores, académicos, investigadores, empresas semilleras y representantes de Sistemas Producto, mencionó que con estas herramientas se sientan las bases para materializar la política nacional semillera.

Se establecen también, agregó, estrategias de trabajo y se aprovechan los recursos agrícolas nativos, lo que posibilita tener un sector más productivo, competitivo, incluyente y sustentable.

Villalobos Arámbula dijo que con este programa se ordenan los canales de comercialización de semillas, con lo que se da mayor certidumbre al sector y a los productores.

Bajo una nueva visión de producción y abasto se lleva a cabo la producción de semillas de frijol, con apoyo del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), y se da continuidad en el ordenamiento de cultivos como los de soya y arroz, entre otras leguminosas y gramíneas, refirió.

Indicó que continuará el fortalecimiento del SNICS como órgano normativo y de vigilancia de la Ley Federal de Producción, Certificación y Comercio de Semillas y la Ley Federal de Variedades Vegetales, con lo que seguirá ofreciéndose a los agricultores semillas de calidad y se dará certidumbre a los obtentores de las nuevas semillas que el país genera y demanda.

El director general del SNICS, Leobigildo Córdova Téllez, indicó que se requiere del uso de la innovación y las tecnologías ante los desafíos para producir alimento suficiente, toda vez que se tiene una frontera agrícola limitada, reducción de agua y efectos del cambio climático.

Subrayó que el Programa Nacional de Semillas cuenta con instrumentos y estrategias específicas para la agricultura de autoconsumo y comercial.

Abundó sobre los objetivos centrales del Programa, entre los que destacó el implementar sistemas locales de producción de semillas nativas y fortalecer la rectoría del Estado en materia de producción y uso de éstas.

El responsable de las representaciones de Agricultura en los estados, Ramón Osuna Quevedo, sostuvo que el trabajo del SNICS da certidumbre al productor con semilla supervisada y certificada, y garantiza sanidad, pureza, vigor y germinación, elementos que son esenciales para tener buenos resultados en las cosechas.

Actualmente, refirió, el organismo norma, vincula y vigila el cumplimiento de las disposiciones legales en materia de semillas, variedades vegetales y recursos genéticos agrícolas para la agricultura y la alimentación. Para ello, agregó, cuenta con tres áreas sustantivas: Certificación de Semillas, Registro de Variedades Vegetales y Recursos Fitogenéticos.

El director general de Fomento a la Agricultura, Santiago Argüello Campo, mencionó que en el cumplimiento de sus acciones el SNICS cuenta con 39 oficinas en 29 entidades federativas y 117 especialistas en investigación, análisis de calidad, producción de semillas y material vegetativo, con capacidad probada a nivel nacional e internacional.

Describió que el organismo actualmente certifica, en promedio, 200 mil toneladas de semillas de 19 cultivos de 101 empresas del ramo, de las que 90 por ciento son pequeñas y medianas, con cobertura regional, e inspecciona ocho mil parcelas.

El representante del Sistema Nacional de Semillas, Mario Puente Raya, resaltó que se ha fortalecido el uso de semillas de calidad y aprovechamiento de los recursos fitogenéticos.

En la ceremonia, las autoridades entregaron reconocimientos a los exdirectivos del SNICS, Eduardo Benítez Paulín y Enriqueta Molina Macías, por su gestión y trabajos en la aprobación de la Ley Federal de Variedades Vegetales y la adhesión de México a la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales, y la aprobación de la nueva Ley de Producción, Certificación y Comercio de Semillas y la acreditación del Laboratorio Central de Referencia ante la “International Seed Testing Association”, (ISTA), respectivamente.

De igual forma, a las empresas mexicanas Semillas Berentsen por el mejor historial en certificación de semillas en cultivos como avena, garbanzo, maíz, sorgo y trigo, y a Agrícola Nuevo Sendero, como líder en innovación vegetal, por el mayor número de variedades registradas (65 de maíz).

Reconocieron también al INIFAP, a la Universidad Autónoma Chapingo y al Colegio de Postgraduados por el número de variedades registradas. Además, a investigadores, especialistas y técnicos del SNICS por sus 45, 37, 35 y 25 años de servicios.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente