La miel mexicana va endulzando el mundo

0

La obtención de la miel inicia con la floración de las plantas, las abejas recogen el polen y néctar de las flores para alimentar a las crías y producir miel, respectivamente. Almacenan la miel en las celdas de los panales, cubriéndola con una fina capa de cera (operculo). El apicultor realiza la cosecha una vez que la mayor parte de las celdas están operculadas: recolecta las alzas con los bastidores llenos de miel y los deposita en máquinas centrifugadoras que separan la miel de la cera (extracción y finalmente la envasa para su comercialización.

Según cifras del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) se destaca que de la producción 2019 del dulce, se concentró el 70% en ocho estados, entre los que destacaron Yucatán, Campeche, Jalisco y Chiapas con obtenciones de nueve mil 810, siete mil 520, cinco mil 948 y cinco mil 500 toneladas de miel, respectivamente.

La apicultura en México es de gran importancia económica y social, dependen directamente de ella más de 43 mil apicultores, a nivel internacional la producción mexicana de este dulce se sitúa dentro de los 10 mejores países productores de miel.

La producción de miel depende principalmente del manejo integral de la colonia, la genética de abejas utilizadas y de las variantes climatológicas, para este último, la ocurrencia de heladas, sequías y huracanes, entre otros, afectan severamente la apicultura, sostuvo.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribete a nuestro Boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir noticias y actualizaciones importantes de Panorama Agrario.

Te has suscrito exitosamente