Siguenos en nuestras Redes Sociales

Panorama Agrario

Cómo hacer un huerto urbano

Guías

Cómo hacer un huerto urbano

Si tienes la idea de cultivar tus propias hortalizas pero no sabes cómo, aquí te lo explicamos cómo. Los huertos urbanos son sencillos de realizar, no ocupan mucho espacio y ayudan a tu bolsillo.

1. Elige un lugar con sol

No importa que no tengas terraza o un balcón, la azotea o una ventana bien iluminada pueden ser el lugar perfecto para colocar tu huerto. Sería mucho mejor, si puedes proteger tus cultivos de las corrientes de aire.

2. Consigue todo lo necesario

Lo primero que debes buscar son contenedores, macetas o recipientes que tengan al menos unos 20 centímetros de profundidad, recuerda que si quieres cultivar zanahorias necesitarán espacio bajo la tierra para poder crecer.

Pero no es sólo eso, cualquier planta necesitará espacio para echar raíces y crecer. Las más recomendables son las macetas de barro porque ayudan a conservar mejor la temperatura de la tierra.

Lo segundo, es tener tierra y abono. Recuerda que las plantas necesitan nutrientes para crecer, por lo que debes elegir cuidadosamente que tipo de sustrato utilizarás. El más recomendable se llama compost, es orgánico y tiene una mezcla de restos forestales y estiércol. Recuerda que el éxito de tus hortalizas depende de la riqueza del sustrato.

Otro punto a favor de este tipo de sustrato es que es más ligero que la tierra normal, pero mucho más rico. Finalmente, necesitarás abono; utiliza uno que contenga fósforo, nitrógenos, potasio, magnesio y hierro.

Al principio, tu sustrato podrá solo y no necesitarás abonar, pero conforme crezcan tus cultivos se irán terminando los nutrientes por lo que deberás abonar tu huerto al menos cada seis meses.

3. Qué plantar

Al principio, elige cultivos fáciles de cuidar, que no tarden mucho en crecer o que se puedan cultivar durante casi todo el año. Pueden ser rábanos, cebollas o lechugas.

4. A plantar

Debes considerar qué plantarás antes de elegir en dónde, si quieres cultivar rábanos o zanahorias, debes sembrarlos en el lugar definitivo, porque no pueden ser trasplantados. Sin embargo, si quieres cosechar jitomates o cebollas, puedes elegir en sembrarlos directamente o en contenedores más pequeños, para luego trasplantarlas en tu huerto.

Si te decides a esto último, lo que debes cuidar es no dañar las raíces de la planta, hacer un hueco suficientemente grande en el lugar donde la plantarás y presionar la tierra alrededor de la plantita, finaliza regando la tierra alrededor.

5. Los cuidados

Además del abono, debes recordar regar tus plantas, de lo contrario, morirán. Puedes utilizar una regadera o manguera, dependiendo del tamaño del huerto. Hazlo durante la mañana o por la tarde noche, nunca al mediodía o cuando el sol está en lo alto, porque solo quemarás tu planta y toda el agua se evaporará, sin hidratar tus cultivos.

Puedes utilizar acrilato de potasio, que es un tipo de gel que encapsula el agua y la dosifica a la planta, así solo tendrás que regar tu huerto una vez a la semana.

Cuando quieras proteger a tus plantas, no fumigues ni utilices químicos, prepara un caldo-ceniza, solo necesitas agua, ceniza y un poco de jabón de barra para lavar ropa rallado. Lo pones todo a hervir hasta que el jabón de derrita. Debes dejarlo enfriar antes de usarlo en tus plantas.

 

Comentarios

comentarios

1 Comentario

1 Comentario

  1. STELLA ARENALES

    30 septiembre, 2015 at 2:24 pm

    como empezar a abonar tierra para cultivo de arboles frutales y cebollas,lechugas y zanahorias; como descontaminar el agua de los ríos para riego de arboles frutales.gracias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más sobre Guías

Lo más visto

Suscríbete al Boletín Panorama Agrario

Síguenos en Google

Subir