Cultivo de fresas: La guía definitiva

0
4.8 (95.56%) 9 votes

En este artículo te mostramos el tema del cultivo de fresas,  aquí aprenderás cómo plantar, cultivar y sembrar fresas en casa y será una buena referencia para saber cómo tener nuestro propio huerto urbano.

ℹ️Generalidades

La fresa pertenece a la familia Rosácea y género Fragaria, esta es una planta herbácea y de pequeña altura. En México, el cultivo de fresa comenzó a mediados del siglo pasado; en 1950 inició a exportarse a Estados Unidos.

La fresa es una planta de tallos rastreros, nudosos y con estolones; hojas grandes, trifoliadas, pecioladas y blancas por el envés. El fruto es de forma cónica a casi redonda, de color rojo brillante o rojo anaranjado; presenta una carne perfumada, jugosa y mantecosa que se deshace en la boca a la mínima presión, con un sabor que varía: de ácido a muy dulce. Lo que más caracteriza a esta fruta es su intenso aroma.

Fresa

🍓Variedades de fresa

En el cultivo de fresa la selección de las variedades apropiadas es muy importante, pues además de que determinan el rendimiento y calidad, éstas también delimitan las temporadas de producción y las prácticas de control de plagas.

Las variedades de fresa se clasifican en variedades de día corto y neutrales:

  • Las variedades de día cortos forman sus brotes en invierno, cuando los días se hacen cortos y las temperaturas bajan. Florecen en primavera y empiezan a producir fruta en esta época.
  • Las variedades neutrales son insensibles a la longitud del día y producen fruta en la temporada en que las temperaturas bajan de noche a 15.5 °C.

Cultivo

Clima

La fresa es un cultivo que se adapta muy bien a muchos tipos de climas, aunque se recomienda iniciar el proceso de cultivo de fresas a finales de invierno o principio primavera, ya sea en tu huerto o en maceta. Su parte vegetativa es altamente resistente a heladas, llegando a soportar temperaturas de hasta -20 ºC, aunque los órganos florales quedan destruidos con valores algo inferiores a 0 ºC. Al mismo tiempo son capaces de sobrevivir a temperaturas estivales de 55 ºC.

Los valores óptimos para una fructificación adecuada se sitúan en torno a los 15 -20 ºC de media anual.

Temperaturas por debajo de 12 ºC durante el cuajado dan lugar a frutos deformados por frío, en tanto que un tiempo muy caluroso puede originar una maduración y coloración del fruto muy rápida, lo cual le impide adquirir un tamaño adecuado para su comercialización.

Aunque hay macetas especiales para fresas, podemos plantarlas en cualquier maceta amplia (de unos 40-50 cm de diámetro) que tenga un buen drenaje y una buena tierra. El drenaje podemos conseguirlo colocando en el fondo de la maceta trozos de alguna maceta de barro que se haya roto o una capa de guijarros o piedras pequeñas.

Fresas en maceta
Fresas en maceta

Una ventaja de cultivo fresa en maceta es que no necesita más que 10 cm de profundidad, ya que crece a lo largo y ancho, es ideal para ponerla cerca de cualquier ventana de la casa. Si tenemos la maceta en una ventana o en un balcón junto a la pared, hay que girarla de vez en cuando para que todas las partes reciban luz por igual.

Publicaciones relacionadas

Semilla

Para obtener semillas de fresa, podemos conseguirlas, comprando las semillas, comprar una planta, o hay tres formas en que tu mismo puedes extraerlas como: raspar la fruta hasta dejar solo las semillas, licuar las fresas y colar las semillas o bien secar la fresa y frotarla hasta que saques las semillas, se recomienda recolectar aproximadamente 30 semillas de fresas, cantidad necesaria para asegurarnos que al menos una de esas semillas de frutos.

Semillas de fresa
Semillas de fresa

Siembra

Llena la maceta con tierra preparada y abonada para la siembra (la puedes conseguir en supermercados), riega las semillas sobre la tierra, sin hundirlas y riega las semillas sin inundarlas. Para que las semillas de las fresas germinen en la siembra hecha en casa, unir un tercio de agua con dos tercios de peróxido de hidrógeno y regar las fresas cada 2 días hasta que germinen y luego solo 1 vez a la semana.

Suelo

El mejor terreno para la fresa es el suelo arenoso limoso a suelo limoso para que se facilite el drenaje y aún así pueda proveer importantes niveles de materia orgánica. Los suelos arcillosos pesados requieren camas más altas para mejorar el drenaje. Los bloques deberían ser preparados con una inclinación ligera para permitir que el agua no se estanque en el campo por más de 12 horas. Evitar terrenos bajos donde el agua se drena lentamente o donde se asiente el aire frío.

Las fresas se desarrollan mejor en un suelo donde no se hayan cultivado fresas anteriormente. En un suelo con baja materia orgánica (menos de 1-2%), considere plantar un cultivo de cobertura durante la primavera y verano que se incorpora antes de la preparación de la tierra para la fresa.

Erosión

La erosión causada por el agua y el viento son problemas potenciales para los campos de fresa dependiendo en la topografía del terreno, tipo de suelo, nivelación del terreno, diseño de caminos, ubicación y el historial de las condiciones del viento.

La erosión causada por el agua se debe principalmente a los escurrimientos que provienen de las coberturas de plástico, la inclinación de los surcos y los caminos. Se debería crear un plan detallado para la prevención del drenaje y la erosión cuando haya la posibilidad de erosión.

Raíces

Las raíces crecen en la capa del suelo a una profundidad de 12-16”, el 75% de las raíces activas crecen en la capa superior del suelo a 6” de profundidad. El suelo que está cerca de la superficie es el que está más aireado.

Las raíces de las plantas necesitan oxígeno para llevar a cabo la respiración. Muchos de los microorganismos del suelo que ayudan en la liberación de nutrientes del suelo también necesitan oxigeno por lo tanto se encuentran cerca de la superficie del suelo. La respiración es necesaria porque permite que las plantas de fresa almacenen energía. Las raíces actúan como un sitio permanente de almacén para la respiración en la forma de azucares y almidones. La temperatura del suelo arriba de los 45 grados Fahrenheit favorece al crecimiento de raíces, la temperatura ideal es 55 grados Fahrenheit.

Se utiliza cobertura de plástico para aumentar la temperatura para las raíces. Las raíces primarias también llamadas raíces estructurales o clavija que suelen ser entre 20-30 por planta. Pueden vivir de 1 a 2 años. Las raíces secundarias son las raíces finas que se desarrollan a partir de las raíces primarias y se llaman alimentadoras o raíces blancas. Viven sólo unos pocos días o semanas. Mientras las raíces primarias tienen almidón producido por la planta, las raíces secundarias absorben agua y nutrientes del suelo

👩‍🌾Cosecha

El índice de madurez para la recolección de fresas se basa en el color del fruto, en este caso es para consumo fresco, el color de la fruta debe ser rojo a rojo oscuro.

Fruto listo

Las fresas deben ser cosechadas con el mayor cuidado. En los meses calurosos, cosechar la fresa durante las horas más frescas del día. Las fresas cosechadas no deben quedar expuestas al sol ,estas deben ser trasladadas a un lugar bajo sombra.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.