Siguenos en nuestras Redes Sociales

Panorama Agrario

Cuidado básico de cabras raza Boer

Guías

Cuidado básico de cabras raza Boer

Boer (neerlandés boer, “campesino”) es una raza caprina originaria de Sudáfrica, que fue creada principalmente para la producción de carne. Fue creada a fines del siglo XIX por la cruza de las cabras nubias locales con cabras europeas.

Cualidades

Los caprinos bóer principalmente se caracterizan por tener una gran capacidad para producir carne de excelente calidad, misma que cumple con altas exigencias comerciales capaces de abastecer el negocio agropecuario. Sus características físicas son: cabeza marrón y cuerpo blanco, cuernos redondos, orejas largas y pelo corto y fino, de conformación robusta y musculosa que se gana en poco tiempo.

Las hembras adultas pueden llegar a pesar entre 90 y 102 kg y medir entre 7 y 8 dm y el macho maduro puede llegar a medir entre los 75 y 85 cm, además de tener un peso que varia entre los 113 y 136 kg. Con un buen manejo se pueden obtener ganancias de 150 a 200g diarios. La hembra posee una larga vida productiva, capaz de obtener tres pariciones en dos años y en cada parto se puede obtener entre dos y tres crías.

Posee gran facilidad de parto, su periodo de gestación es de cinco meses, además es buena productora de leche lo que hace posible que las crías logren tener un peso de 15 kg aproximadamente en sesenta días. Son una raza de rumiantes de fácil adaptación aunque prefieren los climas cálidos y secos semidesérticos, es así como podemos encontrar una gran cantidad en el norte de México, en los estados de Chihuahua, Sonora, Tamaulipas, etc. También se pueden encontrar en otros estados mexicanos como Querétaro, Jalisco y Puebla. La raza posee una cualidad más: es muy resistente a enfermedades y poco susceptible a contaminarse con parásitos debido a que su hábito de pastoreo abarca gran diversidad de especies de plantas.

Es así como el chivo bóer come todo lo que encuentra a su alrededor aunque se alimenta más de maleza y arbustos, ayudando a limpiar terrenos con hierbas.

Cómo cuidar cabras bóer

1.Observa la mandíbula de tu cabra bóer bebé inmediatamente al nacer y asegúrate de que sus maxilares superior e inferior estén correctamente alineados. Una cría que tenga una mandíbula mal alineada tendrá dificultades al masticar y no subirá de peso de forma adecuada.

Cabra Boer bebé

Cabra Boer bebé

2. Establece un programa regular para desparasitar e inocular tus cabras Bóer. La mayoría de las vacunas se dan anualmente y deberás desparasitarlas cada seis o diez semanas. Un antiparasitario oral liberará a las crías de cualquier gusano interno que ponga en peligro su situación nutricional. Cada año, tus cabras tendrán que ser vacunadas para prevenir enfermedades como enterotoxemia, tétano, lymphadentitis caseosa, dolor en la boca y rabia.

Cabra Boer

Cabra Boer

3. Comprueba las pezuñas de tus cabras cada vez que las desparasites. Deberás asegurarte de que no estén deasiado crecidas. Cuando las pesuñas de una cabra crecen demasiado pueden provocarle dificultades para caminar y si ésta condición se prolonga por mucho tiempo, estará cada vez más coja. Las cabras son animales que dejan de alimentarse cuando sus patas les duelen. Esta afección en sus patas es llamada candidiasis. Es un tipo de infección producida por levaduras que les provocan dolores en sus pesuñas. Es muy fácil de identifir por el fuerte olor que emanan desde las pesuñas al limpiarlas. La candidiasis se trata fácilmente con aplicaciones regulares de un medicamento llamado Kopertox.

Cuando las pesuñas de una cabra crecen demasiado pueden provocarle dificultades para caminar.

Cuando las pesuñas de una cabra crecen demasiado pueden provocarle dificultades para caminar.

 

4. Proporciónales agua a tus cabras bóer. Verifícala diariamente y asegúrate de que esté limpia. Incluso peor que las algas que pueden crecer en la parte inferior del tanque son las aves que ocasionalmente caen y se ahogan al intentar beber.

Verifícale el agua diariamente y asegúrate de que esté limpia.

Verifícale el agua diariamente y asegúrate de que esté limpia.

5. Observa la hierba que crece en la pradera donde pastan tus cabras. Si notas que no se está produciendo en cantidades suficientes como para mantener una alimentación correcta, entonces tendrás que utilizar heno para compensar la falta de pasto.

Observa la hierba que crece en la pradera

Observa la hierba que crece en la pradera

 

Comentarios

comentarios

Seguir Leyendo
Publicidad
Tal vez te interese …
2 Comentarios

2 Comments

  1. Jesús Izaguirre

    23 septiembre, 2014 at 1:38 pm

    Me puedes mandar una guía acerca de cabras lecheras y de la cría de. Codorniz

  2. Granja El Cabrito Happy Espino

    25 agosto, 2017 at 10:50 am

    Excelente información gracias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más sobre Guías

Lo más visto

Suscríbete al Boletín Panorama Agrario

Síguenos en Google

Subir